El lunes se reúne con Bush a tratar temas más candentes

La reunión fue adelantada por el propio Bush durante un discurso en los jardines de la residencia presidencial en Washington y luego confirmada, con la fecha exacta, por el equipo del presidente electo.
“Desde hace ya más de un año -explicó Bush, quien entregará el poder a Obama el 20 de enero próximo-el gobierno federal se está preparando para una transición suave”. Bush informó que funcionarios de su gobierno ya se están reuniendo con colaboradores de Obama, algunos de los cuales recibieron las credenciales de seguridad necesaria para acceder a información confidencial.
“En las próximas semanas pediremos a funcionarios de esta administración que se reúnan con el equipo de Obama para discutir las políticas de asuntos de actualidad, desde los mercados financieros a la guerra en Irak”, dijo Bush.
“Estoy ansioso por discutir estos asuntos con el presidente electo en los primeros días de la semana próxima”, añadió.
Según el equipo de Obama, el presidente electo visitará la Casa Blanca el lunes junto a su esposa, Michelle, quien en las últimas horas habló por teléfono con su predecesora, Laura Bush, para felicitarla por su cumpleaños.
Durante su mensaje de ayer, frente a decenas de funcionarios de la Casa Blanca, y pronunciado con un tono de despedida, Bush destacó que la de enero próximo será la primera entrega del poder “en tiempos de guerra de los últimos 40 años”, en referencia al traspaso de Lyndon Johnson a Richard Nixon en la época del conflicto en Vietman.”Estamos enfrentando desafíos económicos que no van a tomar una pausa mientras el nuevo presidente a’ acomoda”, dijo Bush, quien recordó que listados Unidos se encuentra “en medio de una lucha contra extremistas violentos decididos a atacarnos”.
En el frente de la economía, el jefe del Tesoro, Henry Paulson, dijo que su Ministerio está llevando a cabo “una transición metódica y ordenada” hacia las próximas autoridades.
Eso está “en el mejor interés de los mercados financieros” y el Tesoro “está comprometido” en asegurar que el nuevo equipo entre de la mejor manera, añadió Paulson.
Además de empezar a conocer las informaciones confidenciales que maneja el gobierno, Obama siguió preparando en Chicago los detalles del plantel que lo acompañará a partir de enero. Mañana será la primera conferencia de prensa del mandatario electo, que se hará en Chicago. Obama hablará después de mantener una reunión con sus consejeros económicos.