El mercado espera un inminente canje de bonos locales

La delegación del FMI encabezada por Marco Piñón se reunió ayer con las cúpulas del Ministerio de Economía y del Banco Central y desde hoy comenzará a analizar el cumplimiento de las metas del tercer trimestre del año.

Es seguro que el ministro Danilo Astori aproveche la estadía en Montevideo del equipo del FMI para ajustar detalles referidos a la cancelación de la deuda con el organismo por unos U$S 1.080 millones.

«En unos días estaremos anunciando nuestra cancelación de la deuda con el FMI», dijo el ministro en una entrevista publicada ayer por el diario argentino El Cronista.

«Tenemos que conversar todavía algunas cuestiones con las autoridades del FMI, pero Uruguay ya se trazó la meta de pagar», dijo Astori.

A todo esto, el presidente del Banco Central (BCU), Walter Cancela, destacó ayer el buen nivel de reservas internacionales con que cuenta el país y admitió también que una parte de ellas puede ser destinada a adelantar pagos de la deuda externa, pero aclaró que eso lo define Economía.

Sostuvo que esa cartera «marca la estrategia», pero aclaró que «en materia de reservas el BCU está en una posición muy holgada y en ese sentido usar o no usar las reservas no es un problema».

BONOS. Mientras tanto, en el mercado financiero se da por descontado que en cualquier momento el gobierno anuncie un canje y recompra de bonos locales de corto plazo, tal como ya lo hizo con los títulos globales.

Operadores y gerentes financieros de bancos y AFAPs manejan cálculos que indican que la operación podría comprender papeles por entre U$S 700 millones y U$S 1.500 millones.

La cifra menor se alcanzaría si el gobierno excluye del canje los bonos que vencen en 2018 y 2019, en tanto que si los incluye se llegaría a los U$S 1.477 millones.

Fuentes financieras dijeron que la propuesta para entrar en la operación incluirá un pago en efectivo y la entrega de nuevos papeles en Unidades Indexadas.

El canje y recompra de los bonos globales tuvo una aceptación del 52%.