El MERCOSUR enfrenta el desafío de integrar a México como nuevo socio

México, socio de Estados Unidos y Canadá en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), expresó su interés por sumarse al MERCOSUR en momentos en que las negociaciones continentales para la Asociación de Libre Comercio de las Américas (ALCA), propuestas por Washington, están estancadas.

La respuesta, que deberán dar los presidentes de los estados miembros «Lula» da Silva de Brasil, Nicanor Duarte de Paraguay, Jorge Batlle de Uruguay, y Néstor Kirchner de Argentina, será recibida personalmente por el mandatario mexicano Vicente Fox, que asistirá a la cumbre. También participarán el chileno Ricardo Lagos y el boliviano Carlos Mesa, cuyos países, igual que Perú, ya tienen jerarquía de asociados al MERCOSUR. Otro mandatario presente será el venezolano Hugo Chávez, también interesado en sumar a su país al bloque regional.

La cumbre marca el traspaso de la presidencia rotativa semestral del bloque, de Argentina a Brasil y será caja de resonancia de temas tales como la crisis energética que diezmó la provisión de gas argentino a Chile, la situación social y política de Bolivia y Perú, la negociación de la deuda argentina y las elecciones en Uruguay.

El secretario de Negociaciones Económicas Internacionales de Argentina, Martín Redrado, quien el jueves entregará el cargo de coordinador temporario del MERCOSUR al brasileño Luis Macedo Soares, declaró que en el bloque «existe la voluntad política de acelerar el ingreso de los mexicanos». Añadió que México «satisface una de las condiciones, que es su pertenencia a la Asociación Latinoamericana de Integración y Desarrollo (ALADI), bajo la cual se ampara el MERCOSUR, y le falta la segunda, que es tener un acuerdo de libre comercio con el bloque». La base para llegar a ese punto son los acuerdos de complementación económica (ACE) que México tiene con los integrantes del bloque, y un tratado de libre comercio firmado con Uruguay. Redrado reveló que además el gobierno de Fox acaba de proponer una ampliación del ACE con Argentina, para incluir 2.000 productos más a los 1.500 que involucra.