El municipio saldrá a controlar la habilitación de los comercios

Según lo informó el doctor Jorge Curbelo, responsable de esta repartición municipal, los inspectores se encargarán de hacer respetar la normativa bromatológica, controlar la venta ambulante, la actividad de los cuidacoches, la habilitación de comercios y el retiro de los malabaristas y traga-fuegos que se instalan en los cruces de semáforos de las principales avenidas y ramblas de Punta del Este.
“Vamos a salir a la calle con el cuerpo inspectivo porque sólo en uno de los rubros de actividad, el sector gastronómico, hemos detectado que hay muchos más locales que el año pasado”, explicó Curbelo. Según el jerarca municipal se abrieron locales “que el año pasado estuvieron cerrados” y la intención de la intendencia es “verificar que todo el mundo cumpla con el pago de los impuestos y la normas en la materia”.
En la actualidad hay 17 inspectores de higiene a los que se sumarán otros 30, indicó Curbelo al comentar que el intendente Enrique Antía autorizó el pago de horas extras y el empleo de otros funcionarios para realizar las tareas de fiscalización
Curbelo reveló que buena parte de los inspectores se dedicarán a controlar que los locales de la zona balnearia tengan habilitación de higiene, ya que este año se han tramitado menos solicitudes que el año pasado. Entre el 1º de noviembre y el 20 de diciembre de este año se presentaron 62 solicitudes, de las cuales sólo cinco corresponden a establecimientos gastronómicos. En el mismo período del año anterior fueron 61los planteos, pero hoy por hoy la actividad comercial de Punta del Este y su zona de influencia turística es mayor que la del 2003; esto se nota sobre todo en el rubro gastronómico, en el que la apertura de locales no pasa desapercibida para nadie.

Control de restaurantes
El encargado de Higiene de la comuna dijo también que los funcionarios del laboratorio municipal están efectuando controles en los establecimientos gastronómicos de la zona balnearia. Curbelo explicó que se trata de trabajos para precisar si todos cumplen con la normativa que pauta cómo manipular los alimentos, así como también si el agua potable que utilizan es de calidad óptima para la limpieza y elaboración de comidas. Como se recordará, el verano pasado gracias a trabajos similares se pudo detectar que varios de los principales restaurantes y hoteles de Punta del Este no estaban conectados a la red pública de agua potable, y en sus tareas diarias empleaban agua de pozo, la que muchas veces estaba contaminada.

Inspecciones de la DGI y del BPS
En las últimas horas trascendió que los equipos de inspectores de la Dirección General Impositiva y del Banco de Previsión Social detectaron irregularidades en varios de los establecimientos que visitaron en los últimos días. En la mayoría de los casos, se trata de sucursales de empresas montevideanas que emplean la misma documentación que en la capital de la República. Por otro lado, verificaron que las facturas empleadas por buena parte del comercio esteño tiene su pie de imprenta con fecha vencida, lo que está prohibido por las normas vigentes.

Artistas callejeros
El director de Higiene de la intendencia, Jorge Curbelo, afirmó que la comuna insistirá este verano con el retiro de los malabaristas que pretendan trabajar en los cruces con semáforos ubicados en las ramblas y avenidas de Punta del Este. Desde un tiempo a esta parte, estos artistas callejeros que ofrecen su espectáculo mientras la luz roja del semáforo está encendida, comenzaron a instalarse en las vías tránsito del balneario, sobretodo en la avenida Roosevelt al cruce de Martiniano Chiossi y frente al Punta Shopping. El jerarca comunal dijo además que se fiscalizará el reparto de volantes y todo tipo de publicidad callejera en los cruces de semáforos.