El nuevo Parlamento español entró en funciones

El socialista José Bono, ex ministro de Defensa, fue elegido presidente del Congreso de los Diputados, en una segunda votación tras no lograr en la primera la necesaria mayoría absoluta por negarle el apoyo los nacionalistas vascos y catalanes. Bono necesitó una segunda ronda de votaciones secretas al no alcanzar los 176 votos que configuran la mayoría absoluta del Congreso, (de 350 escaños), lo que lo convirtió en el primer presidente de esta cámara sin el apoyo mayoritario.

En tanto, Javier Rojo, compañero de partido de Bono, fue elegido por mayoría absoluta como presidente del Senado.

Antes de dar por constituido el Congreso, Bono pronunció un discurso en el que dijo que asume su cargo con la promesa de atender a todos por igual, especialmente a las minorías.

Además de la incorporación de Bono como presidente, el Congreso de los Diputados presenta otras novedades como el rejuvenecimiento al frente de la bancada popular con el nombramiento de la diputada Soraya Saénz de Santamaría, de 36 años, considerada muy próxima a Rajoy, como portavoz.

El Partido Socialista (PSOE) también ha introducido un cambio significativo al frente de su grupo parlamentario con el nombramiento de José Antonio Alonso, ministro de Defensa en la anterior legislatura, como portavoz. Según los expertos, con el nombramiento de Alonso, Zapatero pretende propiciar una legislatura sin la crispación de la anterior, con permanentes enfrentamientos con el Partido Popular (PP). El enfrentamiento comenzó tras las elecciones generales de 2004, precedidas tres días antes de los atentados jihadistas cometidos contra cuatro trenes de Madrid que causaron 191 muertos.

Una vez constituido el Parlamento, se prevé que a inicios de la próxima semana se celebre la investidura de Zapatero para su segundo mandato. Para ello, necesita la mayoría absoluta por lo que, al contar el PSOE sólo con 169 escaños, tendrán que negociar los siete votos que les faltan, previsiblemente con los catalanes, los mismos que ayer negaron su apoyo a Bono.