El Poder Ejecutivo confía en que la economía ya ‘haya tocado fondo’ y augura recuperación

«Uno tiene la esperanza de que se haya tocado fondo», declaró a Búsqueda el ministro de Economía, Alvaro García. Aclaró que todavía es prematuro hacer afirmaciones categóricas en ese sentido.

Dijo que el equipo económico tiene la convicción de que las cuentas nacionales -que resumen el desempeño de la actividad económica y otras transacciones en el país- mostrarán una contracción del Producto Bruto Interno (PBI) en el primer trimestre de 2009, al comparar con el previo. Ese informe será divulgado por el Banco Central el lunes 15, según lo previsto.

Pero el ministro remarcó que a la luz de algunos indicadores vinculados a la producción el gobierno reafirmó su expectativa de que durante abril-junio se verifique un estancamiento del PBI y que luego, en el segundo semestre, se inicie una reactivación.

Eso coincidirá con el tramo final de la campaña electoral que culminará con la primera vuelta del25 de octubre próximo y el muy probable balotaje del 29 de noviembre, del que surgirá el nuevo presidente.

El impacto de la crisis global en Uruguay ha motivado duras críticas de los precandidatos de la oposición política por considerar que el gobierno del Frente Amplio no consolidó el equilibrio fiscal antes que se deteriorara el contexto externo.

Para el promedio del año el gobierno proyecta una expansión del PBI de 2%, respecto a 2008.

Mejor humor. «El humor general es muy diferente al que existía en los primeros meses. Evidentemente la incertidumbre inicial de octubre, noviembre, diciembre, e inclusive en los primeros meses de este año, a nivel mundial y a nivel nacional, fue mucho mayor de lo que es hoy en día», subrayó el jerarca ministerial.

García analizó que de la actual crisis global, que se originó con los impagos de créditos hipotecarios en Estados Unidos, saldrá «un mundo diferente».

«El gran motor de la economía mundial, como fue el consumo de Estados Unidos, va a salir golpeado» y «no va a tener la energía que tuvo. Eso quiere decir que la recuperación no va a ser con fuerte crecimiento» en el mundo, manifestó.

También remarcó que la confianza está volviendo entre los inversores que actúan en los mercados financieros internacionales. «El tema es que el daño en el sector financiero no pudo evitar que se trasladara al sector real» de los países desarrollados, indicó García.

Según el ministro de Economía, Uruguay cuenta con varias «ventajas» que permiten augurar una salida relativamente rápida. «La recuperación o mantenimiento de los precios de los commodities en niveles más altos que los históricos es una, la inexistencia de canales de transmisión financiera (de la crisis) es otra. La mayor lejanía de Argentina desde el punto de vista financiero y comercial es también un reaseguro», enumeró.

«La aspiración para este año es pasar este valle con el Uruguay de la mejor manera posible. Ese es el objetivo. Ya hay dinamismo, aun en un contexto complicado», indicó.

García expresó que su atención está centrada en el nivel de actividad y de empleo en el país. Pero aclaró que, según su visión, los problemas se focalizarán en algunos rubros industriales que ya están evidenciando complicaciones: automotriz, curtiembres, textil vestimenta y madera.

El denominado Gabinete Productivo, que reúne a jerarcas de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y de los ministerios de Economía, Industria, Ganadería y Turismo, confirmó «con números» en la reunión que mantuvo el lunes 8 que ésos son los rubros afectados por la retracción de la demanda global. Según un estudio presentado en ese encuentro, la caída de la actividad en esos sectores industriales fue mayor a 15% en el primer trimestre del año, indicó García.

En ese ámbito también se discutió la idea de suspender temporalmente el pago de aportes jubilatorios patronales a las fábricas de esas ramas afectadas que acuerden con su personal la reducción de horas o jornadas de trabajo que serían compensadas con cursos de capacitación. Se prevé un subsidio con fondos estatales para evitar una pérdida salarial significativa.

Algunas gremiales empresariales -como la Cámara de Industrias y la de Comercio- estiman que los problemas en la economía se están propagando a más sectores. También los productores rurales están preocupados por los efectos de la sequía en su actividad. Confianza. En tanto, la confianza de los consumidores desmejoró ligeramente en mayo.

El índice que elabora Equipos Consultores con el Departamento de Economía de la Universidad Católica, divulgado ayer miércoles 10, bajó a 53 puntos en ese mes, desde los 54 puntos en que se ubicaba en abril. Ambas mediciones reflejan un «optimismo moderado» de los consumidores.

Mientras, el consumo básico de los uruguayos se mantuvo en los meses recientes, aunque algunas familias están recortado gastos en restaurantes y en ciertos servicios, y en la compra de vehículos y de electrodomésticos, dijeron a Búsqueda empresarios vinculados al comercio.