El presidente viajará a Buenos Aires para acelerar negociaciones sobre el monitoreo

Encuentro. Los presidentes se encontrarán otra vez en Buenos Aires.

Mujica llamó por teléfono a Fernández y así acordaron que el mandatario viaje en las próximas horas a Buenos Aires para acelerar las negociaciones por el monitoreo conjunto del río Uruguay, según contó en la sesión de ayer del gabinete social.

«Sigo siendo optimista en que vamos a encontrar una solución para que los científicos puedan analizar», dijo ayer el presidente, luego de anunciar que había hablado por teléfono con Fernández y que habían acordado un encuentro.

«Seguimos remando, con las puertas abiertas», subrayó Mujica. El canciller Luis Almagro coincidió en que el gobierno continuará con las negociaciones, aunque admitió en la reunión que no se han registrado avances.

Al término del encuentro de los ministros con el presidente, Almagro aseguró en la mañana de ayer en rueda de prensa que la negociación con Argentina por el monitoreo conjunto del río Uruguay «no está trancada». No obstante, dijo que las partes aún analizan una solución para implementar el acuerdo.

«Nosotros tenemos un compromiso muy fuerte con la negociación y no vamos a cerrar nunca las puertas», declaró Almagro al ser consultado por los periodistas, al tiempo que reconoció que el espacio de «48 horas de reflexión» que se tomaron los cancilleres de Uruguay y Argentina luego de la reunión del pasado miércoles 21 en Buenos Aires se extendió y aún se busca la forma de llegar a una solución definitiva.

El jefe de la diplomacia uruguaya manifestó que es fundamental seguir trabajando y buscar una solución, sin descartar eventuales ajustes.

Asimismo, expresó que espera que las partes lleguen a resumir esta semana las propuestas de ambos gobiernos para lograr un acuerdo.

Los gobiernos de Uruguay y Argentina esperan poder tener un pacto pronto para la próxima cumbre de presidentes del Mercosur, que se desarrollará los próximos días 2 y 3 de agosto en San Juan. Ayer Almagro insistió en que ambas partes están de acuerdo en el papel que debe asumir la ciencia en el monitoreo del río y de la planta de celulosa de UPM.

Almagro se volverá encontrar el jueves de esta semana en Ecuador con el canciller argentino Héctor Timerman.

El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina mostró ayer su disposición a atender el asunto como tema prioritario. «Siempre voy a tener tiempo para terminar de componer la relación con Uruguay. Es una prioridad para ambos países», escribió el jefe del Palacio San Martín en su cuenta de la red social Twitter.

En tanto, desde la Asamblea de Gualeguaychú se insistió ayer en lograr el control interno de la planta de UPM. «Antes el monitoreo era aceptar a Botnia, hoy es lograr el control desde adentro, hay que luchar por lograr eso», declaró el piquetero Juan Veronesi a Radio Máxima de Gualeguaychú.

El pasado viernes, Timerman a través de Twitter, había aclarado que no era partidario de que los piqueteros participen del control interno de UPM y aclaró que sólo deberían ingresar científicos.