El primer conflicto municipal contra Ehrlich en era Platero

Los orígenes de este conflicto se encuentran en las movilizaciones de 2002, ocurridas luego que la Intendencia Municipal de Montevideo denunció el convenio que prevía una “cláusula gatillo” de aumentos automáticos cuando hubiera inflación creciente.

En octubre de 2002, Adeom estimó que la IMM quedaba debiendo a los municipales el aumento del 19.74% del salario, si bien comenzó a recibir aumentos unilaterales equivalentes al Índice de Precios al Consumo a partir de 2003.

Además de reclamos salariales, los municipales denunciaban la tercerización de servicios y reclamaban la adecuación de la carrera funcional.

Durante el conflicto, hubo marchas, denuncias de la actitud de la IMM ante la Organización Internacional del Trabajo y autoridades políticas nacionales, así como ocupaciones de cantones o del Palacio Municipal.