El salario mínimo se duplicará en enero

El ministro de Trabajo, Santiago Pérez del Castillo, acordó ayer con el presidente de la República, Jorge Batlle, subir a partir del 1º de enero el Salario Mínimo Nacional (SMN) al equivalente de US$ 100, es decir unos $ 2.660. Pérez del Castillo indicó a El Observador que la resolución se transformará en decreto en próximos días. No obstante, el ministro de Economía, Isaac Alfie, sostuvo que “se están haciendo estudios” y que el SMN “no subirá a US$ 100”.
El Poder Ejecutivo promulgó ayer la ley que desvincula al SMN como variable de ajuste para prestaciones de la seguridad social. Esto dejó al gobierno con las manos libres para modificar el salario mínimo a valores acordes con el contexto regional, tal como se había anunciado en repetidas oportunidades en los últimos meses.

El ministro de Trabajo indicó que la duplicación del SMN, hasta ahora en $ 1.310, significa “distribuir parte del crecimiento y beneficiar a la gente de menores recursos”. De acuerdo con las cifras manejadas por Pérez del Castillo, hay actualmente 71.900 personas que ganan un SMN, es decir 6,5% de la población ocupada.

Pérez del Castillo explicó que no se realizaron consultas al gobierno electo porque “se descarta que están de acuerdo con la suba”. En tanto, sostuvo que en el ámbito empresarial ya se veía con buenos ojos un aumento del SMN.

Sin embargo, no está claro como influirá en aquellas empresas que pagan actualmente aportes de sus trabajadores por un SMN y que verán duplicados sus pagos al BPS de un día para otro. El ministro de Trabajo opinó que no cree que el aumento repercuta en forma negativa y que “seguramente los empresarios podrán afrontarlo”. La buena noticia es que “habrá un aumento de la recaudación”, agregó.


Sustitución del SMN. La ley promulgada ayer sustituye al SMN por la Base de Prestaciones y Contribuciones que será la variable de ajuste para establecer los aportes a la seguridad social, los montos mínimos o máximos de prestaciones sociales, el nivel de ingresos o cualquier otra medición en la que el salario mínimo se tomara como una unidad de cuenta o indexación.

Esta Base de Prestaciones y Contribuciones será el equivalente al valor del salario mínimo nacional a la fecha en que entre en vigencia la ley, es decir en enero.

Se actualizará en función de la situación financiera del Estado en las mismas ocasiones que se ajusten los salarios de la Administración Central.

El porcentaje de ajuste de la base de prestaciones será el equivalente a la variación del Índice de Precios al Consumo en el período o a la variación del Índice Medio de Salarios.

El Poder Ejecutivo tendrá la potestad de modificar la variación del índice elegido en hasta 20% ya sea al alza o a la baja.