El seguro obligatorio rige hoy, pero la fiscalización demorará.

El próximo jueves, la Intendencia de Montevideo y el Ministerio del Interior mantendrán una reunión donde se definirá cómo se llevará a cabo la fiscalización del Seguro Obligatorio de Automotores (SOA).

Fuentes del Ministerio del Interior, dijeron ayer a El País que por problemas de agenda la reunión se postergó pero que a partir de ese día se conocerán los dispositivos de control pero sólo para la capital.

En cuanto al Interior, no es seguro que el Ministerio y todas las intendencias apliquen los mismos dispositivos de fiscalización que en Montevideo.

La directora de Tránsito de Canelones, Silvia Camejo, dijo ayer a El País que aún no se iniciará la fiscalización del SOA porque quedan pendientes una serie de contactos con las autoridades de la comuna de Montevideo para «tener criterios únicos» a la hora de controlar.

Dudas. Las intendencias del interior no tienen información precisa de cómo se harán los controles. Además, el intendente de Cerro Largo, Ambrosio Barreiro, pidió un informe a Jurídica del Congreso de Intendentes para saber si con la fiscalización se estaría violando la autonomía municipal.

El intendente de Río Negro, Omar Lafluf, dijo ayer a El País que «nunca se tuvo ningún comunicado de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) para conocer los procedimientos. Por ahora, «lo único que podemos hacer es controlar a través de los trámites municipales», acotó.

Lafluf indicó que por más que se lo ponga «buena voluntad» nunca se estuvo una reunión de «coordinación para ver cómo se va a controlar».

Sin embargo, el director de la Unasev, Omar Rodríguez, en diálogo con El País explicó que la Unasev «no tiene potestades para coordinar el control del seguro contra terceros, sino que son las intendencias y el Ministerio del Interior los que deben hacerlo».

El funcionario dijo que el organismo solamente será el encargado de administrar los fondos que se recaudan de las multas por no tener el SOA.

En tanto, el jefe comunal de Cerro Largo, Ambrosio Barreiro, dijo ayer a El País que solicitó al Congreso de Intendentes que se pida un informe a Jurídica porque el hecho que las intendencias tengan que hacer controles «puede estar violando la autonomía municipal».

El presidente del Congreso de Intendentes, Omar Lafluf, dijo que estaba al tanto de este planteo y que será el propio congreso el que decidirá si se eleva este pedido.

Ventas. Mientras se afinan los mecanismos de fiscalización, las ventas de las pólizas del seguro contra terceros y otros seguros aumentaron significativamente en los últimos días.

El presidente del Banco de Seguros del Estado (BSE), Gustavo Vilaró, dijo ayer a El País que el organismo «ya vendió más de 50.000 pólizas del seguro obligatorio» contra terceros. El funcionario indicó que en los últimos días se ha dado un aumento de la demanda y que un número importante de los nuevos clientes «han optado» por tomar un seguro «con más cobertura» que el SOA.

Consultado sobre la entrega de los stickers para los clientes que ya tienen un seguro, Vilaró informó que ya se le entregaron a alrededor del 50% de los usuarios (unos 100.000 stickers) y que en las próximos semanas se culminará con este trámite.

Sobre el comienzo de la fiscalización, Vilaró dijo que no será rigurosa a partir de por hoy y aclaró que será «paulatina y gradual» como todas las normas de tránsito.

Por su parte, el presidente de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (Audea), Andrés Elola, dijo a El País que por el momento se está verificando un alto número de llamadas para contratar el seguro contra terceros y que seguramente otro grupo de clientes esperará a que comiencen las fiscalizaciones para contratar la póliza del SOA.

Preguntado sobre el atraso que tienen algunas compañías para la entrega del sticker, Elola dijo que «si la ley dice que por tener una póliza contratada ésta le cubre el seguro obligatorio tenga o no el sticker pegado en el auto, esa persona no debería tener problema si lleva consigo la póliza».

Elola indicó que documento más importante es el certificado que las compañías dan con la compra del seguro.

El presidente de Audea informó que «no todas las empresas» están enviando a sus clientes el sticker porque esto tiene un costo operativo importante. «Por ese motivo, algunas aseguradoras lo ponen a disposición para que los clientes lo vayan a buscar», comentó.

Elola explicó que puede registrase algún atraso con la imprenta que se escogió de común acuerdo para la entrega de los stickers porque «hay temas de seguridad a tener en cuenta. Por eso, se han tomado los resguardos para que el material que se entregue no sea fácilmente vulnerable».