El supergás todavía escasea y se agrava crisis energética regional

Mientras siguen existiendo dificultades en el abastecimiento del gas licuado de petróleo (supergás), ya que la demanda supera ampliamente a la exigua oferta disponible a nivel local, la crisis energética en la región –en particular en Argentina– parece agudizarse cada día.
El ministro de Industria, Jorge Lepra, se refirió ayer a la falta de supergás, pero advirtió que el tema “no puede mirarse” sin tomar en cuenta el panorama regional.

En un desayuno de trabajo organizado por la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresa (ACDE), realizado ayer en Punta Cala, el ministro aseguró que Uruguay “está llevando esta situación lo mejor posible”.

En esa línea, recordó que en otros países de la región hay fábricas que deben cerrar “por muchos días”, lo que lleva a que la situación sea “crítica” en países “amigos y vecinos”.

“Acá tenemos problemas, sí, pero hay que tomar en cuenta el panorama regional”, aseguró Lepra.

Los distribuidores de supergás siguieron distribuyendo ayer las garrafas cargadadas con 8 kilos, pero encontraron dificultades para poder atender la demanda, tal como había sucedido los días anteriores, según indicaron fuentes de las empresas.

El gerente comercial de Acodike, Jorge Beiro, alertó sobre el problema y explicó que la elevada cantidad de pedidos impide recibir más solicitudes. Según dijo, ocurre que un local de distribución recibe más de doscientos pedidos de garrafas y la intención es cumplir con todos los clientes.

“Entonces lo que no podemos es seguir tomando pedidos para esa zona porque no podemos seguir entregando. Esa es la verdad”, señalo a El Observador.

Para Lepra, la decisión de Ancap de reducir la carga de las garrafas de supergás de 13 kilos a 8 kilos “fue acertada”, porque de esa forma “permitió entregar lo que se requería”.

Empero, el titular de Industria reconoció que las causas por las cuales se resolvió reducir la carga de las garrafas fueron “múltiples”,


Decisión adecuada. Por otra parte, el ministro saludó la decisión del directorio de la petrolera estatal de aceptar la “sugerencia” del presidente Tabaré Vázquez de cesar al gerente general, Sergio Lattanzio.. En ese sentido, destacó que las medidas tomadas por “el presidente y nosotros”, así como “la exhortación” al directorio de ANCAP, fueron “las más adecuadas”.

Pero desde el sector político, la oposición también movió sus fichas y fijó su posición sobre la denominada “crisis” del supergás. El diputado del Partido Nacional, Alvaro Delgado, convocó a Lepra y al directorio del ente a la comisión de Industria de Diputados para el martes 26.

El motivo de la convocatoria es que el secretario de Estado responda sobre tres puntos: graves problemas en el suministro de supegás, planes de contingencia para solucinarlo y política de precios.


Crisis regional. En tanto, mientras el presidente de Brasil, Lula Da Silva expresó ayer en Río de Janeiro su confianza en que América del Sur alcanzará su integración energética para resolver eventuales problemas, según informó la agencia EFE, en Argentina los inconvenientes no cesan.

Al tiempo que distintos sectores de la industria –entre ellos el automotriz- mantenían ayer interrumpida su producción por los cortes en el suministro de gas y energía eléctrica, el presidente Néstor Kirchner admitió que existen problemas energéticos, que adjudicó al alto crecimiento de la economía. La situación no solo provoca la paralización de varias fábricas sino también la disminución de trabajadores convocados a trabajar, informó el diario La Nación.

“Hay problemas que tienen que ver con las distribuidoras y otros que no, que tienen que ver más con el frío y el hecho de que se esté retrasando el deshielo de las cuencas”, dijo Kirchner.