El tema de los medios ingresó al centro de la campaña electoral

Los medios de comunicación se colaron como tema de la campaña electoral a la luz de las declaraciones del candidato del Encuentro Progresista (EP), Tabaré Vázquez. Blancos y colorados reaccionaron con dureza ante los cuestionamientos de la izquierda a la prensa, y señalaron que no puede quejarse por el trato desigual en los medios, por considerar que recibe mayor volumen de cobertura que los partidos tradicionales. En el Directorio blanco y en la agrupación de gobierno del Foro Batllista, se adjudicó a Vázquez la intención de presionar a los periodistas y a las empresas de comunicación para orientar la cobertura informativa en su favor.
“Que los medios respeten determinadas reglas”, pidió Vázquez el jueves pasado, y reclamó que “no tergiversen nada y que no inventen las cosas”. También reclamó que se mida a los partidos con los mismos criterios.

“No hay que confundir teleaudiencia con ciudadanía”, sostuvo. Al día siguiente, en otro acto, Vázquez volvió a la carga al criticar a los medios por considerar que recibe un trato desigual.

Reclamó a los propietarios de los medios que respeten a la izquierda y “terminen con la chicana”. Estos discursos tienen por antecedente la decisión del EP de proponer y luego eliminar en su programa la creación de un Ministerio de Comunicaciones.


¿Más para Vázquez?. En la sesión de ayer del Directorio del Partido Nacional, el candidato Jorge Larrañaga reivindicó el valor de la libertad de expresión y consideró que Vázquez está presionando indirectamente a los periodistas para que en esta campaña electoral sesguen la información a favor de su candidatura.

Señaló que en Uruguay los periodistas “no están sujetos a ningún mandato como sucede en algunos países”. Larrañaga señaló que con esa supuesta intención de poner de su lado a los periodistas, Vázquez “busca un rédito electoral inmediato”, relataron a El Observador participantes de la reunión.

Los dirigentes afirmaron, además, que Vázquez no tiene ningún derecho a quejarse porque, según entienden, los canales de televisión le otorgan más minutos al EP que al Partido Nacional.

Asimismo, varios dirigentes comentaron que tras la muerte del general Líber Seregni, la presentadora del informativo “Subrayado” de Canal 10, Blanca Rodríguez, salió al aire “vestida de luto”.

Finalmente, se encomendó a los dirigentes Juan Andrés Ramírez, Guillermo García Costa y Eber da Rosa que redacten una declaración del Partido Nacional “en defensa de la libertad de expresión”.

Al concluir la reunión, Larrañaga dijo que el Partido Nacional “no puede ocultar su preocupación ante la propuesta de un Ministerio de Comunicaciones, que después es retirado del programa de gobierno (del EP), y ante la velada advertencia a los propietarios de los medios de comunicación que encierra una advertencia a los periodistas”.

En la agrupación de gobierno del Foro Batllista, que ayer se reunió en la casa del ex presidente Julio Sanguinetti, también se evaluó “con preocupación” la actitud de la izquierda hacia los medios.

Sanguinetti expresó que las declaraciones recientes de Vázquez muestran una postura “muy peligrosa” hacia los medios de comunicación y que hay una reiterada intención de agredir a las empresas de comunicación, comentaron a El Observador participantes de la reunión.

Se valoró que la coalición de izquierda está usando como estrategia su supuesto trato desigual en la prensa, cuando es al revés.


Tiene “preeminencia”. También se habló sobre los recientes avisos publicitarios de la coalición de izquierda porque “a conciencia” violan las normas.

En su audición en radio Carve, Sanguinetti señaló que “Vázquez ha vuelto a atacar a los propietarios de los medios en lo que es la vieja técnica frentista: satanizar a los adversarios, descalificarlos para luego golpearlos, amenazarlos y limitarlos en su libertad”. Afirmó que “cualquier ciudadano uruguayo podrá pensar lo que quiera de la prensa, pero jamás que el FA está maltratado en los informativos periodísticos, donde notoriamente hoy tiene preeminencia”. Señaló que con mirar los dos canales públicos se advierte que TV Ciudad de la comuna “es claramente propagandístico” y que Tveo «no hace propaganda oficialista y, por el contrario, sus programas políticos principales sonde notoria tendencia opositora».

El ex mandatario aseveró que se está “frente a un tema muy grave, que desgraciadamente no ha tenido la repercusión necesaria. (…) Atacar al barrer y con generalidad a todas las empresas periodísticas no tiene precedentes en el país y revela un peligroso, peligrosísimo ánimo antidemocrático”.