El tema impuestos está al tope en la agenda de campaña

POR LORELEY NICROSI DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

Los impuestos se han convertido en el principal tema de debate de la incipiente campaña electoral. Al tope de la agenda está el tributo a las retribuciones personales, cuya derogación plantean el Encuentro Progresista y el Herrerismo, que ahora cruzan reproches sobre la oportunidad de eliminar el gravámen.
El presidente del EP, Tabaré Vázquez, instó ayer a los legisladores de la coalición de izquierda a impulsar en el ámbito legislativo una iniciativa tendente a eliminar el Impuesto a las Retribuciones Personales (IRP) y comprobar el grado de apoyo que tiene la iniciativa en el Partido Nacional. La propuesta de Vázquez surgió en respuesta al compromiso realizado por el precandidato a la Presidencia de la República, Luis Alberto Lacalle, quien en el lanzamiento de su campaña anunció que si accede al gobierno eliminará el gravamen.

“Esto es como el juego del truco, ellos dicen truco y nosotros decimos retruco. Después viene el vale cuatro y después nosotros mostramos el resto para saber quién dice la verdad o hace demagogia”, expresó Vázquez en la reunión de la dirección del EP, según señalaron a El Observador participantes del encuentro.

La idea de la izquierda es la de presentar la propuesta de eliminación del IRP en las comisiones de Hacienda de ambas cámaras.

Sin mencionar al ex presidente herrerista, pero en alusión a otro de sus planteos electorales referido a la eliminación de los topes jubilatorios, el dirigente del Partido de la Seguridad Social, Elías Yafalián, expresó que el Partido Nacional cuenta con directores blancos en el Banco de Previsión Social (BPS) y que “tranquilamente” podían promover la derogación de los topes.

Los informantes indicaron que en la reunión los representantes de los distintos sectores se refirieron a las propuestas de Lacalle como “demagógicas”.

Pero el propio Lacalle se encargó de responder al desafío: “El doctor Vázquez se olvida de que la Constitución no permite (materializar su idea) porque requiere iniciativa del Poder Ejecutivo y es algo sobre lo que tendría que estar advertido el doctor Vázquez. Me comprometo a hacerlo y si me toca (ser presidente) mandar el mensaje el 28 de abril”.

“El doctor Vázquez no puede cambiar la Constitución, que se informe con el senador Korzeniak sobre estos temas”, añadió.

El sábado 13, en el Palacio Peñarol, Lacalle anunció que la primera medida de un gobierno nacionalista será eliminar el IRP en abril de 2005. La fuente de financiación serían los fondos que se obtendrían a partir de controlar la evasión fiscal. Lacalle también prometió suprimir en forma gradual los topes jubilatorios y subir la jubilación mínima.

Por su parte, el también precandidato blanco Jorge Larrañaga dijo el domingo que no se puede hablar de eliminación del IRP hasta tanto se sepa la forma en que se suplirá la recaudación del tributo.

“Hay que pagar sueldos y jubilaciones”, indicó el líder de Alianza Nacional al término del discurso que realizó en la Curva de Maroñas.

“Ahora el gobierno y otros hablan de la eliminación del IRP. Parece que los impuestos nadie los puso ni los subió, los puso alguien de otro planeta. Ahora resulta que todos están hablando de la eliminación del IRP. Nosotros podemos dar prueba que en este tiempo trabajamos precisamente por su derogación y disminución”, dijo Larrañaga en su alocución.