Elevaron alerta en base a información de hace 3 años

WASHINGTON | AFP y AP

La información que llevó a las autoridades a elevar los niveles de alerta en EE.UU. se remontan al 2000 y el 2001, afirmaron autoridades estadounidenses, y el secretario de Seguridad Interna dijo que aun así el gobierno consideró “esencial” difundirlas para alertar a la población.

El gobierno estadounidense admitió el dato, pero justificó su decisión afirmando que la red Al Qaeda prepara sus atentados con mucha anticipación.

“No es nuevo. Lo habíamos dicho. Esos informes sobre esos seguimientos fueron hechos en 2000 y 2001, pero algunos fueron actualizados en enero de este mismo año”, declaró la consejera adjunta para la seguridad nacional Frances Townsend, en la cadena de televisión CNN.

La Casa Blanca, por su parte, rechazó que el tema esté siendo manejado para favorecer la campaña por la reelección del presidente George W. Bush.

“Es erróneo y totalmente irresponsable sugerir que (la alerta) está basada en información vieja”, dijo el portavoz de la Casa Blanca Scott McClellan.

Las autoridades estadounidenses anunciaron el domingo que el grupo terrorista Al Qaeda amenazaba con atacar las sedes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial en Washington y el edificio de la bolsa en Nueva York, entre otros edificios financieros.

El nivel de alerta terrorista fue aumentado a naranja (muy alto) en Washington, Nueva York y Newark.

AGENTES. “Sabemos tras los atentados del 11 de setiembre, que Al-Qaeda planifica por adelantado y que lo actualiza antes de lanzar un ataque”, dijo Townsend.

Estimó que había agentes de la red Al-Qaeda actualmente en Estados Unidos. “En un país tan abierto y diverso como el nuestro, donde 600 millones de personas franquean las fronteras cada año, suponemos que hay agentes aquí”, dijo.

Según los diarios “The Washington Post” y “The New York Times”, la mayor parte de informaciones de inteligencia que condujeron el domingo a elevar el nivel de alerta terrorista datan de antes de los atentados del 11 de setiembre del 2001.

Los documentos de Al-Qaeda entregados por los servicios de inteligencia norteamericanos fueron descubiertos tras la detención en Karachi (Pakistán) en junio, de un miembro de esa red, Musaad Aruchi, y de la incautación de documentos con direcciones de correo electrónico y mensajes telefónicos que sugerían que Al-Qaeda planeaba atacar Nueva York y Washington.

El aumento de la alerta terrorista ocurre en plena campaña por la elección del 2 de noviembre y algunos demócratas se han preguntado sobre el posible uso con fines políticos de esas amenazas.

“Me preocupa el que cada vez que ocurre algo que no resulta bueno para el presidente Bush, él saca un as de la manga, que es (la información sobre) el terrorismo”, dijo Howard Dean, quien fue precandidato presidencial demócrata.