Emisión de US$ 500 millones en UI adelanta financiamiento para 2008

Uruguay concretó ayer una nueva emisión de deuda en Unidades Indexadas (UI) -esta vez a 30 años de plazo- por un monto equivalente a US$ 500 millones, anunció ayer el equipo económico de gobierno.
La colocación del bono global 2037 adelanta financiamiento para el próximo año, teniendo en cuenta que con la anterior emisión –también de US$ 500 millones en UI pero a 20 años- se había logrado cumplir el programa financiero de 2007. La primer salida al mercado del año se había concretado con un bono en yenes a 10 años por US$ 256 millones.

El interés conseguido para la operación fue de 3,7%, esto es 95 puntos básicos por encima de las colocaciones indexadas equivalentes que realiza el Tesoro de los Estados Unidos, y se transó a la par. “Nunca habíamos pagado un costo tan bajo como el que estamos registrando en este momento”, dijo Astori con gesto de conformidad.

El título se colocó un 65% en EE.UU., 20% en Europa y 15% en América Latina, y recibió ofertas por encima de los US$ 1.104 millones. Pagará un interés fijo dos veces al año y se amortizará en tres etapas anuales desde 2035 hasta su cancelación en 2037.

Los agentes operadores en Nueva York fueron el ABN Amro y el Deutsche Bank, y la emisión fue calificada “B1” por Moody´s Investors Service y con “B+” por Standard & Poor´s y Fitch Ratings.

En el caso de Standard & Poor`s, la calificación estuvo tres niveles por debajo del grado inversor –que Uruguay perdió en febrero de 2002-, y cuatro puestos en la escala de Moody´s.


Adelantan financiamiento. Con esta salida al mercado se superaron las expectativas iniciales de colocación de títulos públicos para este año, teniendo en cuenta que el equipo económico tenía previsto obtener US$ 1.154 millones a través del mercado de valores, de acuerdo a lo resuelto en diciembre por el Comité de Coordinación Macroeconómica.

El titular de Economía, Danilo Astori, señaló que se está avanzando “significativamente” en el programa de 2008, que ya está tiene “al menos un tercio financiado”. Esto dando por sentado que no existirá ningún inconveniente con los desembolsos de los organismos multilaterales y las colocaciones a nivel loca, acotó.

Justificó la operación en el marco de la “administración” de la deuda que permite reducir los costos, aumentar los plazos y “dar al gobierno libertad en cuanto a esa administración”, contribuyendo a “desdolarizar desde la deuda”. En ese sentido, se superó el 15% de deuda en moneda nacional.

Astori, que estuvo acompañado de su segundo, Mario Bergara, el jefe de la Asesoría Macroeconómica, Fernando Lorenzo, y la integrante de la Unidad de Gestión de Deuda (UGD), Azucena Arbeleche- destacó en conferencia de prensa que la operación bate varios “récord” en varios aspectos, entre ellos la tasa efectiva que pagará el bono. La emisión contribuye a “completar” una curva de colocaciones en Unidades Indexadas “que está luciendo completa”, agregó, con plazos de amortización 1, 2, 3, 5, 12, 20 y ahora 30 años, entre papeles locales y globales.

De esta forma, además de la ampliación de los plazos y la reducción de los costos de los títulos colocados en el exterior, se dan nuevos pasos para afianzar el proceso “desdolarizador” de la economía uruguaya, destacó el titular de Economía.

“Esto contribuye enormemente a lo que considero es una de las fundamentales modificaciones en la composición del gasto público en Uruguay. La caída del peso relativo de los intereses de la deuda y la posibilidad de dedicar cada vez más recursos al gasto social, donde la prioridad es la educación y la salud”, sostuvo Astori, que está en medio de una puja con diputados oficialistas que buscan ampliar el gasto público en la Rendición de Cuentas en US$ 30 millones.