Empezaron clausuras de la DGI en Punta del Este

La magistrada aceptó el pedido de levantamiento de la Feria Judicial Mayor solicitado por la DGI lo que significa que las clausuras se concretarán en los próximos días, según el calendario que establezca el organismo recaudador.

Las diversas solicitudes de clausura fueron hechas por la DGI como consecuencia de los operativos realizados en las últimas semanas en Punta del Este y en Maldonado donde los inspectores del organismo detectaron irregularidades de todo tipo, ante lo que el organismo tramitó en los juzgados fernandinos las clausuras por el plazo máximo que habilitan las normas vigentes en la materia.

Fuentes del organismo aseguraron a El País que hay en trámite varios pedidos más de clausura.

Graziuso ordenó que los cierres temporales se notifiquen por parte de los alguaciles del juzgado como paso previo a la confirmación de los mismos por parte de funcionarios del organismo recaudador.

Fuentes del caso señalaron a El País que el proceso de notificar y posterior cierre llevará todavía algunos días, por lo cual se estima que las clausuras se concretarán en la próxima semana.

La mayoría de las empresas involucradas en la decisión judicial giran en el rubro inmobiliario aunque, también se encuentran comercios ubicados tanto en Punta del Este como en su zona de influencia turística.

Entre las inmobiliarias afectadas por la medida se encuentran algunas propiedad de reconocidos empresarios esteños del sector, confiaron a El País las fuentes consultadas.

Sin embargo, el primer negocio clausurado será un prostíbulo ubicado en el barrio Scalone de Maldonado y cuya clausura había sido decretada meses atrás por el Poder Judicial.

A partir del 1º de enero con la entrada en vigencia del Presupuesto Quinquenal las clausuras por evasión de impuestos podrán pasar de los seis días actuales a un máximo de 30.

METODOLOGIA. Para realizar los controles sobre los comercios golondrina que habitualmente se instalan solo por el verano y que es muy común que evadan el pago de impuestos, la DGI desplegó cinco equipos inspectivos ubicados en Colonia, Ciudad de la Costa, Piriápolis, Punta del Este y Rocha, dijeron a el País fuentes de la repartición.

Previo al inicio de la temporada la Impositiva hizo un análisis de campo para determinar quién se estaba instalando, cómo lo estaba haciendo. Esos trabajos analizaron el tipo de empresas que comenzaban sus actividades y los inspectores fueron en busca de información para después detectar posibles irregularidades.

En el marco de la preparación de los operativos estivales la dirección de Rentas llevó acabo un estudio donde se analizaron los diversos giros de actividad más influidos por la llegada de turistas.

Para cada uno de esos giros la DGI estableció una serie de requisitos a cumplir como analizar los registros de proveedores, de clientes, del tipo de personal que tienen y a partir de esa información se realizaron estimativos de ventas y del monto de impuestos que deberían pagar aquellos comercios que se establecen solo por la temporada.