Empresarios AGUARDAN CAMBIOS EN EL PLANO COMERCIAL. Mujica espera que en la reunión con Cristina se

El mandatario comentó ayer en su audición radial, que después de «mucho tiempo de ir y venir, estamos a punto de ponerle el cúmplase a la asociación de gas natural», con la República Argentina y seguramente este asunto formará parte del temario a considerar con su par en Buenos Aires.
Explicó que la propuesta implica la conformación de una empresa binacional que surja de la asociación de organismos estatales argentinos con organismos estatales nacionales, estimando que en mayo o junio estarán re dactadas las condiciones para la licitaciónyen 2013 estará en funcionamien to la planta regasificadora, que debe todavía construirse.
También adelantó algunos de los aspectos del convenio, consignando que «hemos llegado a un acuerdo sobre la localización de la planta, el tipo de asociación y las distintas etapas».
Aseguró que se trabaja sobre la idea de que la empresa binacional que tendrá el manejo del gas natural, cuente con una capacidad de generación de unos 15 millones de metros cúbicos, si bien en la primera etapa se arrancaría con 10 millones.
La mitad de la producción estaría destinada al mercado argentino.
El presidente reivindicó el papel del gas natural para lograr la diversificación de la matriz energética, subrayando que los avances tecnológicos han fa cuitado un relevamiento mundial de la disponibilidad creciente de gas.
«Mientras el petróleo tiende a subir, la abundancia de gas hace suponer que este se mantendrá durante bastante tiempo en precios razonables», apuntó.
El mandatario estimó que si todo se desarrolla como está previsto por mediados de año estarían redactadas las condiciones de la licitación y que en 2013 estará disponible esta fuente de energía.
Mujica se refirió a las ventajas que generaría para el país la concreción del proyecto, puntualizando que «nos permitiría bajar el costo de funcionamiento de algunas de las plantas térmicas de generación» y paralelamente «daría otras perspectivas a muchas
industrias».

Alentó inversiones
Por otra parte, el presidente José Mujica, concurrió a la apertura de la Asamblea de la Asociación Latinoamericana de Industrias Nacionales de Agroquímicos (Alina) que tuvo lugar en las instalaciones del Hotel NH Columbia. Allí participaron diversas personalidades como el presidente saliente de la asociación, Michael Haradom; el presidente entrante, Fernando Vera y el presidente de AgroCare, Román Macaya, además del ministro de Salud Pública, Daniel Olesker.
Mujica explicó el motivo de su presencia, dijo que simboliza la preocupación del país y la sociedad en el desarrollo de este tipo de actividades que, sin mucho ruido, sin el reconocimiento necesario del hombre de la calle, componen una malla que está cada vez más concentrada en el mundo y de la que depende la vida de mucha gente directa o indirectamente en forma creciente.
«Los años que vendrán no son precisamente los de una arcadia feliz, donde la naturaleza sola, libérrima corrige las cosas, sino que la sociedad de consumo -que está presente, subliminal mente, con sus logros tentadores, tambien con su siembra de miseria- está allí desafiante y cada vez necesitamos más», reflexionó.
Sostuvo que «nuestras economías están basadas en crecer», pero advirtió que «para crecer hay que fomentar el consumo».
«La naturaleza tiene límites y violentamos esos límites por acá y por allá, por lo tanto la presencia de productos sanitarios es infinita, porque cuando a una especie le acentuamos determinados caracteres lo hacemos en general a costa de otros. Logramos más productividad, pero perdemos resistencia en la lucha por la vida, y ahí viene el trabajo de ustedes y de tantos otros que a esta altura parece irrenunciable», añadió.
Mujica agradeció el intento casi «qui jotesco» que significa que formas de capitales locales se organizan como pueden y desafíen al mundo de las multi nacionales. Aseguró que «es posible», pero admitió que «solo cuesta un poco más».
Uruguay tiene una más que generosa ley de Inversiones, que probablemente en el tiempo venidero haya que afinar; todo lo vinculado a los laboratorios y a estas industrias debe ser privilegiado, porque hay que apostar a desarrollar trabajo de calidad, con gente calificada, que pague mejor. Somos un pequeño país, no nos podemos dedicar a todo, tenemos que dedicarnos a algunas cosas, y que encajen en el marco de las necesidades de la región», manifestó.