Empresarios alertaron por aumento del gasto.

Empleadores están preocupadas por efectos en Uruguay de la crisis financiera global

Incertidumbre y preocupación. Con esos sentimientos los empresarios enfrentan la crisis financiera global, originada en Estados Unidos y cuya onda expansiva llegó a Uruguay.
“La actividad privada como motor de la economía” tema previsto para disertar ayer en un almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM), tuvo un giro previsible y se enfocó en la situación actual de los mercados. En dicho encuentro participaron Diego Balestra –presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay–, Arnaldo Castro –Cámara de Comercio– y Guzmán Telechea –presidente de la Asociación Rural del Uruguay–.

Sobre la incertidumbre que asola los mercados, Balestra, expresó que quizás fuera cierto que el país esté mejor preparado para afrontar la nueva crisis, y aseguró que nuestra economía se desacelerará al igual que la mundial.

Además en su alocución dejó planteadas varias preguntas: ¿Qué estructura tiene Uruguay para afrontar el shock actual? ¿Siguen siendo válidas las previsiones de crecimiento para el año próximo? ¿Cómo se financiará el gasto público si cae la recaudación?

Balestra dejó colgada en al aire otra duda: “¿podremos seguir cumpliendo con el nivel de gasto creciente que está comprometido en las Rendiciones de Cuentas o nuevamente cortaremos el gasto de inversión para seguir financiando el gasto corriente?”.

Y sentenció: “quienes piden más y más gasto público tienen las respuestas” afirmó ante una auditorio repleto de empresarios y en el que también había representantes del gobierno.

Gastos. Volviendo a la esfera nacional, el industrial criticó el rumbo de la economía, haciendo hincapié en el crecimiento del gasto público. “Mientras los empresarios tuvieron que luchar para seguir compitiendo, el Estado siguió elevando el gasto acompañando la mayor recaudación, en lugar de aprovechar la oportunidad para generar su tan necesaria reforma”, subrayó el presidente de los industriales.

Por su parte, Castro, afirmó también en su oratoria la necesidad de reformar al Estado. “Esperamos un rol activo del Estado. Uno que concrete una apertura al comercio con todos los países del mundo que pueda. Un Estado capaz de transformarse a sí mismo, enfocando el gasto público para asegurar respuestas a temas de energía, educación y seguridad para todos”, dijo. Complementando la idea de lograr una apertura del comercio uruguayo, subrayó que será necesaria una aduana que funcione las 24 horas y los 365 días de año.

Ser empresario. En distintas partes de su disertación ambos dirigentes empresariales destacaron la labor de su sector en Uruguay.

Balestra afirmó que cuando se habla sobre el récord de exportaciones pocas veces se menciona al empresariado, que es el que sale al exterior a conseguir nuevos negocios. Además, resaltó que la única forma genuina de lograr más empleo y oportunidades para los habitantes sigue siendo la empresa privada, afirmó, enfocandose en el tema central del almuerzo de ADM.

Por su parte, Castro pidió seguridad jurídica y normativa para aquellos que emprenden el desafío de crear empresas. Señaló que se está cambiando el viejo paradigma de tener un hijo doctor, para pasar a uno actual que es “mi hijo emprendedor, porque emprender va mucho más allá de hacer negocios y es el camino para que los jóvenes permanezcan y se desarrollen aquí, sin necesidad de emigrar”. Castro sostuvo que los empresarios que se agrupan en la Cámara de Comercio aportan más del 55% de los puestos de trabajo de la economía”.

Los discursos fueron cerrados con aplausos.