Empresarios confían en lograr avances rápidamente y no descartan acordar proyecto

En diálogo con CRÓNICAS, Mailhos sostuvo que la misión de la OIT que llegó al país desarrolló su actividad «tal como estaba previsto», recordando que «vinieron acá por mandato de la Comisión de Aplicación de Normas de la OIT», para ver «si había o no avances a la ley» de negociación colectiva.
«Ellos se reunieron con cada una de las partes y nosotros el día martes hicimos toda
la presentación de por qué en ese tema no se había avanzado, ya que la ley no ha sido modificada», apuntó.
Mailhos indicó en ese sentido que al día siguiente «tuvimos una devolución de la misión de la OIT que nos juntó a las tres partes» y precisó que «en definitiva, se acordó un cronograma para trabajar estos temas una vez que el PIT-CNT haga su congreso y tenga las nuevas autoridades».
«Entonces el 10 de octubre nos reuniremos para ver si podemos chequear todas las observaciones de manera de tener o un informe de avance o un proyecto de ley articulado para superar esta situación», manifestó.
Estimó que desde el punto de vista del empresariado «se cumplen las expectativas», por cuanto «la misión vino, mantuvo contactos con las partes en un ambiente de intención de diálogo que nosotros valoramos positivamente» y aseguró que «también valoramos positivamente que se ponga un plazo relativamente corto para avanzar sobre el tema».
Explicó que la fecha de la reunión surgió de una propuesta de la misión de la OIT a la central sindical y Mailhos estimó que «en 20 o 30 días», se pueden concretar «avances en las negociaciones» e incluso se podría
llegar a redondear un proyecto de norma.
El asesor de la CNCS reconoció que las expresiones del ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, podían sugerir que no hay mucho apuro en tratar el tema, pero señaló que «esas son apreciaciones del .ministro», mientras que «nosotros entendemos que tiene que avanzarse con cierta premura» y la prueba de ello es que «para el mes de noviembre tiene que haber un informe».
«Nosotros presentamos esto por 2007 o 2008, sabemos que es un proceso que lleva su tiempo». OIT trata de ser un facilitador en estas cosas y comprendemos que no son procesos lentos», comentó.
El dirigente no quiso referirse a puntos específicos como las ocupaciones o el derecho del empresario y de los trabajadores que no acataban la medida, de ingresar a la empresa, porque «en realidad a nosotros nos interesa todo el conjunto de temas, no priorizamos ninguno en particular».
Finalmente explicó que no se había definido si las reuniones tendrán carácter bipartito, pero estimó que «seguramente será una instancia tripartita, para tratar de avanzar rápidamente».
«Lo que a nosotros nos pareció positivo es la intención de dialogar sobre el tema, concluyó.