Empresarios confían más en su desempeño que en la economía

Los empresarios son más optimistas en obtener buenos resultados gracias a su propio desempeño que debido a la buena marcha de la economía, según revela la encuesta Expectativas empresariales para 2008 presentada ayer.
Casi la tercera parte de los consultados (29,4%) respondió que el próximo año será “mejor” que el actual en términos económicos y ese optimismo trepó a 57,4% cuando se consultó sobre las perspectivas de venta de su empresa para 2008.

En el otro extremo, 17,7% opinó que las condiciones económicas del país serán “peores”, y más de la mitad (52,9%) estimó que la situación permanecerá sin cambios.

La confianza en el aumento de ventas se sustenta principalmente en el mercado interno según declararó 81% de los encuestados.

En menor medida (63%) opinó que también el resto del mundo impulsará las ventas; 56% opinó que la demanda brasileña hará su contribución y casi en equilibrio se situó la opinión sobre la incidencia que tendrá Argentina.

A nivel de inversión, una abrumadora mayoría (74%) dijo que necesitará hacer inversiones el próximo año para llevar adelante su plan de actividad, y uno de cada tres, contestó que la cifra a invertir superará el millón de dólares.

Por otro lado, 44% anunció que contratará más personal.

El estudio, que recogió la opinión de ejecutivos de 70 empresas que operan en plaza, reveló asimismo que casi 80% de las compañías aumentaron los precios de sus productos este año y quienes así lo hicieron, adujeron que el alza del costo laboral fue el factor de mayor incidencia en su decisión.

Para 57% de los consultados el ajuste salarial representó un factor de “fuerte incidencia” en la determinación de los nuevos valores, seguido por el aumento de los precios internacionales (38%), de las materias primas nacionales (30%) y de las importadas (33%).

En el otro extremo, los encuestados situaron al aumento de tarifas y la reforma tributaria como las variables de menor incidencia en los ajustes que realizaron.

El estudio de la consultora KPMG presentado ayer, que reúne una muestra “representativa” de empresas en los principales rubros de actividad, reveló que 33,8% declaró haber ajustado los valores de sus productos entre 5% y 10% –dentro del rango en que efectivamente se situará la inflación al cierre del año– y la cuarta parte (25%) entre 10% y 20%. En tanto 22,1% dijo que mantuvo el valor de venta de sus productos sin variaciones y un porcentaje marginal (2,9%) los aumentó más de 20%.

En cuanto al tipo de cambio, la mitad de los encuestados aseguró que la depreciación del dólar le resultó desfavorable (30,9%) o muy desfavorable (20,6%) para su actividad. Ante esa situación, 38,1% declaró haber aumentado sus precios en dólares, 19% ajustó sus costos y 14,3% realizó operaciones de cobertura para mitigar el efecto de eventuales variaciones de la cotización.

Por otra parte, 70% de las empresas aumentaron sus ventas, 25% comercializó lo mismo y 5% dijo haber vendido menos que en 2006.

En tanto, 31% declaró haber aumentado sus márgenes de ganancia, otro 31% los mantuvo igual y 38% lo redujo.