Empresarios cuestionan gastos y el funcionamiento del Inefop

«Vemos muy bien iniciativas como la de la encuesta, pero hay que dejar de hacer diagnósticos y empezar a actuar. El Inefop no está funcionando como debería y ya entró en una maquinaria burocrática. A la gente capacitada la necesitamos ahora», dijo a El Observador el presidente de la Cámara de Comercio, Alfonso Varela.

Agregó que en el instituto de formación «cuando se pide que se capacite gente para la actividad empresarial no hay acuerdo» porque «el gobierno o los representantes de los trabajadores votan en contra». Pero además, dijo que el dinero con el que cuenta el centro no se usa para los fines establecidos. «Hay más de US$50 millones en el Inefop para capacitar gente y se usa mucho menos. Si no hay posibilidades de gasto, habría que dejar de cobrar el aporte (a empresarios y trabajadores)», dijo.

Los trabajadores aportan cada mes 0.125% de su salario al Fondo de Reconversión Laboral, que es parte de los recursos económicos del Inefop. Los empresarios aportan la misma suma por cada trabajador.

Autocrítica

El presidente de la Cámara de Industrias, Washington Burghi, también cuestionó el funcionamiento del instituto. Señaló que «el Inefop tiene dinero como para hacer la encuesta, y no se comprende por qué el aporte tiene que ser del BID. Ese dinero (US$ 1 millón) podría usarse para otras cosas», dijo. De todas formas, realizó autocrítica sobre la participación empresarial en el organismo. «Tiene recursos para funcionar. Parte de la responsabilidad puede pasar por nosotros, que tenemos delegados allí», sostuvo.