Empresarios deberán pagar de su bolsillo si evaden al BPS

Así lo informó ayer a El Observador el vicepresidente del BPS, Heber Galli, quien dijo que la iniciativa fue adoptada para impedir que algunas empresas “que repentinamente desaparecen dejen como legado una deuda que termina representando un gran daño” para las arcas del organismo.

Galli dijo que la resolución del Directorio radicó en “instruir” a los servicios de recaudación del banco a que se amparen en el artículo 21 del Código Tributario, que establece que “los representantes legales y voluntarios que no procedan con diligencia en sus funciones serán solidariamente” responsables de las obligaciones que correspondan a sus representados”.

En ese sentido, el vicepresidente del organismo explicó que con esta disposición se podrá afectar el patrimonio de directores, gerentes, administradores y mandatarios de una empresa a través de la cual se cometió una evasión de aportes al BPS. Es decir, el Banco podrá accionar judicialmente, por ejemplo, para que le ejecuten un bien particular del empresario.

Aclaró que con esta resolución el Directorio del BPS “no está innovando”, sino “recurriendo a una normativa que llamativamente nunca fue aplicada”.

“Estuvimos indagando acerca de la omisión, pero por el momento no hemos encontrado ninguna explicación. Lo cierto es que se abre una nueva alternativa de cobro y que de ahora en adelante nos vamos a poner en línea” con los procedimientos legales que adopta la Dirección General Impositiva (DGI) cuando se registra una defraudación.


Declaraciones juradas. En otro orden, Galli dijo que el BPS recibió alrededor de 56.000 declaraciones juradas de ingresos de pasivos que pretenden recibir el ajuste diferencial que corresponde percibir a aquellos que cobran jubilaciones inferiores a $ 4.191 y que además viven en hogares con ingresos promedio a $ 4.191 por persona.

Los ajustes de 3% se darán en octubre de este año (se cobrará en noviembre) y en abril de 2006 (se percibirá en mayo) y se sumarán a los que reciba el conjunto de los pasivos.

Galli explicó que el 23 de setiembre vence el plazo para recibir las declaraciones juradas, al tiempo que sostuvo que se estima que alrededor de 70.000 jubilados tienen derecho a percibir el incremento diferencial.