Empresarios no comparten idea del Pit Cnt de reducir jornada laboral

Los consultados manifestaron a EL TELEGRAFO que cuando se desata una crisis de estas características, aunque golpee más fuerte en algunos sectores que en otros, se genera un problema adicional en la rentabilidad de las empresas, por la caída de la actividad, por lo que menos producción y el mismo costo laboral tiran abajo la ecuación económica y se corre el riesgo de que la empresa tenga que apelar al envío al Seguro por Desempleo y despidos a efectos de evitar la quiebra en la coyuntura.
Consideraron los empresarios que en las coyunturas difíciles debe haber costos compartidos y que tal planteo es netamente voluntarista pero va contra las leyes de la economía.
La propuesta fue formulada en la central sindical en ocasión de la última sesión del denominado gabinete productivo, y la respuesta pública a este planteo del asesor laboral de la Cámara Nacional de Comercio, Juan Mailhos, fue que “en momentos de crisis hay que pensar en trabajar más y no trabajar menos”.
Los empresarios recordaron que el sector había rechazado esta posibilidad en la última ronda del Consejo de Salarios, y que paralelamente ya están dadas las condiciones para que se activen las cláusulas de salvaguarda que el Poder Ejectivo incluyó en los convenios colectivos.
En tanto, el asesor de la Cámara de Industrias, Gonzalo Irrazábal, afirmó que la reducción de la jornada laboral sin rebaja salarial implica un aumento directo de los costos laborales y de los salarios.
Evaluó asimismo que sería una medida inflacionaria, al aumentar el costo empresarial y ser un elemento que contribuye a la suba de precios.