Empresarios preocupados de que reforma tributaria afecte los niveles de inversión

Un centenar de empresarios concurrieron ayer a una conferencia en la que el director general de Rentas, Eduardo Zaidensztat, abordaría «una perspectiva del nuevo escenario tributario» tras la reforma que el gobierno prevé instaurar en 2006. Sin embargo, pese al anuncio que figuraba en la convocatoria publicada en el sitio web de la Presidencia, el funcionario no tocó el tema en su disertación de ayer en el auditorio de la Aladi, lo que provocó inquietud en la audiencia.

El empresario Carlos Lecueder aseguró que la falta de información sobre la reforma fiscal que el gobierno proyecta para 2006, está desestimulando la inversión en varios sectores de la economía. Tras solicitarle a Zaidensztat, quien compartía una mesa, que le aportara «algún chismecito» sobre el contenido del paquete de modificaciones tributarias que el gobierno prepara, el empresario señaló que la falta de información está contagiado de temor a los inversionistas. «En el sector inmobiliario las inversiones se han detenido por la incertidumbre sobre el nuevo sistema tributario», dijo.

Agregó que en una economía en la que faltan opciones de inversión, las colocaciones «en metros cuadrados» constituyen hoy una alternativa muy demandada, pero advirtió que las expectativas que está generando la reforma tributaria anunciada, está afectando los niveles de compra de inmuebles.

«El sector inmobiliario ya está sintiendo esa presión», dijo para asegurar que existe un enlentecimiento en el negocio. El empresario participó como comentarista de la conferencia organizada por la aseguradora Royal & SunAlliance, en la que Zaidensztat se limitó a exponer sobre la reforma que ya se está implementando en la Dirección General Impositiva (DGI).

Sobre el objeto de la convocatoria, se limitó a contestar que la reforma tributaria está en manos de un grupo especializado que opera en la órbita del Ministerio de Economía.

También el ex presidente de la Cámara de Comercio, Horacio Castells, se refirió al efecto de la reestructura tributaria sobre las inversiones. Tras criticar a Zaidensztat el impacto de las exoneraciones fiscales sobre el resto de los contribuyentes, Castells recordó que éstas también cumplían un papel importante en la economía. «En el país, sólo vemos inversiones en sectores de la economía que operan con excepciones tributarias», dijo en una consideración que fue la primera en arrancar un aplauso del auditorio. El gobierno ha anunciado una revisión de las exoneraciones vigentes -que representan un tercio de las empresas- en la próxima reforma tributaria.

El empresario afirmó también que las empresas privadas eran víctimas de la «desigualdad tributaria del Estado», y puso el ejemplo del correo estatal compitiendo con los postales privados.

La réplica caló y Zaidensztat reconoció las asimetrías y dijo que en ese sector «debería tener un mayor equilibrio».