Empresarios se alinean contra la ley de negociación colectiva.

Las cámaras empresariales están dispuestas a seguir buscando alternativas para que el proyecto de ley de negociación colectiva para el sector privado no sea aprobado en el Parlamento.
Después de los encuentros con la mayoría de los precandidatos principales de los partidos políticos, los empresarios comenzarán con una ronda de contactos con diferentes senadores.

Luego de la reunión realizada con José Mujica el lunes 22, Diego Balestra (presidente de la Cámara de Industrias) y Alfonso Varela (presidente de la Cámara de Comercio), se encontraron ayer con el candidato del Partido Independiente, Pablo Mieres.

En una exposición efectuada por la Cámara de Industrias (CIU) también el lunes 22, el presidente de la Comisión de Relaciones Laborales, Dimitrios Linas, sostuvo que los empleadores deberán concentrarse en convencer al “poder político para parar el proyecto de ley”. Después de esto, y si la iniciativa del Poder Ejecutivo continúa adelante, las cámaras deberán organizarse para “enfrentar las consecuencias a corto y mediano plazo”, dijo Linas.

Consultado por El Observador, el presidente la CIU, Diego Balestra, indicó que ya se está previendo una reunión de todos los empresarios. Esto ocurrirá, según Balestra, si los empleadores siguen sin obtener las posibilidades de negociar una ley común que contemple en igual medida aspiraciones de empresarios y trabajadores.

“El sector empresarial está regulado. Planteamos que hay que regular todo el sector sindical. La huelga, los sindicatos, los fueros. Si no es posible, llamaremos a todos los empresarios para ver cuáles son los pasos a seguir”, indicó el presidente de los industriales.

Otra de las opciones planteadas en la reunión de industriales del lunes es que haya algún pronunciamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más allá de lo expresado por una comisión de expertos del organismo el año pasado.

Esta observación señaló que la posibilidad de que en los consejos tripartitos se vote para la fijación de condiciones de empleo, infringe el principio de la negociación libre y voluntaria que se constituye en un aspecto fundamental de los principios de la libertad sindical.

Por otra parte, el convenio 131 de OIT sostiene que la fijación de los salarios mínimos puede ser objeto de decisiones de instancias tripartitas. Pero otras condiciones de trabajo deben negociarse entre organizaciones de trabajadores y empleadores.

Tomando en cuenta lo expresado por la OIT, los empresarios entienden que el proyecto de ley de negociación colectiva no respeta sus recomendaciones.

Además, sostienen que también se violan derechos de los empleadores establecidos en la Constitución, como el de la propiedad.

Los empresarios también mostraron su descontento con el hecho de intercambiar información dentro de la negociación colectiva. “Y si eso pasa a manos de un competidor?, se preguntó Linas.