Empresarios sin disposición para retomar diálogo laboral en 2008

Las gremiales de empleadores avizoran que 2008 será “el año más conflictivo” de esta administración y para enfrentarlo tienen resuelto no retornar a la negociación laboral si se mantienen las condiciones actuales y denunciar la situación por la que atraviesan a nivel internacional, dijeron a El Observador fuentes empresariales. De todos modos las cámaras empresariales participarán de los Consejos de Salario.
El presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Diego Balestra, sostuvo que, para los empresarios, la legislación laboral de este período ha sido “absolutamente avasallante” porque el oficialismo “permanentemente contempla a una sola de las partes”.

El industrial agregó que los empleadores están “abiertos al diálogo”, pero dijo que en las condiciones actuales “difícilmente” se genere “un ámbito lógico para juntarse” nuevamente con el gobierno y el PIT-CNT.

“Lo que hay que dejar claro es que la salida de los empresarios fue como resultado de que nuestros planteos nunca fueron tenidos en cuenta y esa situación, al parecer, se mantiene”, sostuvo

Las principales gremiales empresariales del país se retiraron en setiembre del diálogo de legislación laboral con el gobierno y el PIT-CNT, en el marco del Compromiso Nacional por el Empleo, porque –según afirman– sus puntos de vista no fueron tenidos en cuenta al modificar la ley de tercerizaciones.

Desde ese momento el diálogo de los empresarios con el Poder Ejecutivo está de hecho interrumpido y el gobierno optó por enviar al Parlamento un proyecto sustitutivo de la ley de tercerizaciones y un proyecto de ley de negociación colectiva.

Los empleadores discrepan radicalmente con el texto, porque establece que la ocupación de los lugares de trabajo –cuando se siguen determinados pasos previos– es legítima.

Los empresarios consideran que las ocupaciones bajo ninguna circunstancia pueden tolerarse y así se lo manifestaron al vicepresidente de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), Daniel Funes de Rioja, que visitó Montevideo a fines de diciembre.

Según fuentes empresariales, el abogado argentino se interesó por la situación uruguaya y dijo que si se aprueba la ley de negociación colectiva tal como está, acompañará a los empleadores a presentar una denuncia ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Ese episodio dio “viento en la camiseta” a los empresarios que consideraron que pueden acudir a instancias internacionales ante la “discriminación” que –afirman- sufren a nivel local, expresaron las fuentes.

Marcelo Lombardi, vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios (CNCS) coincidió con Balestra y dijo que “posiblemente se registre un aumento importante de la conflictividad” por “la radicalización de algunos sectores del movimiento sindical”.

“A eso se suma una nueva ronda de Consejos de Salarios y que las empresas tienen menos espacio para dar concesiones”, apuntó.


*Precioso. Por su parte, el dirigente de la pesca José Franco, reconoció que 2008 será un año “muy conflictivo”. “Va a ser precioso, vamos a tener un lío por gancho, como decimos en la pesca”, ironizó.

Franco (Partido Comunista) responsabilizó de esa situación a las cámaras empresariales que están “violando todos los acuerdos y generando los conflictos”.

“Ahora le agarraron la manija a las ocupaciones pero no renunciaremos a ellas”, valoró.