Empresas quieren negociación libre

Juan Mailhos, asesor de la Cámara Nacional de Comercio y representante empresarial en la Junta Nacional de Empleo, advirtió a El País que el sector empresarial no cree en la obligación de acordar ni en la obligación de negociar, pero matizó que «vamos a ver cual es la globalidad del planteo» que hará el gobierno electo. Mailhos admitió que «hay inquietud» por el «tenor» de algunos anuncios realizados por la futura administración por lo que «estamos expectantes respecto a las bases que esperemos sean suficientemente sensatas». Consideró fundamental que esos parámetros sean objeto de consenso. A pesar de estas precisiones, Mailhos subrayó que «hay voluntad de colaborar y de mirar para adelante».

El delegado de los empresarios consideró un elemento muy positivo que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) participe en el diálogo como asesora y enfatizó que se deberá evitar dar «señales distorsivas» que puedan afectar la creación de empleo que sigue estando en situación «delicada».

Advirtió también que «no hay acuerdos a la fuerza porque a la realidad no se le gana» y que sería bueno que la discusión sobre la fijación de los salarios mínimos también fuera tripartita.

El objetivo, dijo Mailhos, debe ser el «bien común» y no solamente de un sector y «la creación de empleos dignos que solamente puede darse en las empresas formales».
Según el dirigente empresarial, «nadie está pensando en un salariazo ni lo postula» porque no están dadas las condiciones para ello.