Empresas temen discrecionalidad en controles del salario de mujeres. Ofensiva.

El Ministerio de Trabajo decidió declarar la guerra al hecho de que las mujeres perciban sueldos inferiores a los de los hombres cuando realizan la misma tarea. Por eso, saldrá a inspeccionar con fuerza y aplicará multas cuando compruebe que las diferencias salariales se deben a una cuestión de género.

El presidente de la Cámara de Comercio, Marcelo Lombardi, dijo a El Observador que es «muy razonable» que haya intentos por evitar cualquier tipo de discriminación hacia las mujeres en el trabajo, pero pidió que haya criterios objetivos y claros.

«Hay que ver cómo se procesa en la práctica para ver que no haya posibilidades de discrecionalidad. El objetivo general es compartido», dijo el empresario.

Opinó que es un fenómeno muy difícil de medir y defendió la libertad de las compañías de premiar con salarios más altos a aquellos trabajadores que rindan, sean del sexo que sean. «Están los rendimientos propios, actitudes, aptitudes, conocimiento y experiencia que no hacen al género sino a la persona», dijo Lombardi.

De todos modos, sostuvo que el género cuenta en la organización del trabajo y aseguró que hay ciertas tareas que son más adecuadas para hombres y otras para mujeres.

En la misma línea, el titular de la Cámara de Industrias, Washington Burgui, aseguró que no debería pasar que las mujeres por el solo hecho de serlo perciban ingresos inferiores a los hombres.

«Obviamente, nosotros estamos contra la discriminación, no la apoyamos», aseguró. De todos modos, tanto Lombardi como Burgui dijeron no tener datos propios sobre la discriminación salarial de la mujer.

El gobierno cuenta con estadísticas que dan cuenta del fenómeno. Un informe del Instituto Nacional de la Mujer (Inmujeres), un organismo que depende del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) concluyó que en promedio las mujeres ganan menos que los hombres, aunque hay ciertas diferencias en función del nivel de formación.

Cuando tienen más años en el sistema educativo la brecha entre hombres y mujeres es mayor.

«Las mujeres con 16 y más años de estudio ganan en promedio el 73,9% de lo que perciben los varones con la misma cantidad de años de educación», según dice el estudio denominado Desigualdades de ingresos: ¿qué es de la autonomía económica de las mujeres?, con datos de 2010.

La comparación entre hombres y mujeres con tres años en el sistema educativo indica que la brecha es menor. Si un hombre con esa cantidad de años de estudios gana $ 100, la mujer recibe $ 84,4.

En líneas generales, si se comparan los sueldos de ambos géneros a igual tarea, se deduce que una mujer recibe por hora trabajada 14% menos que el hombre. La media de los hogares estableció que en Montevideo una mujer gana $ 9.825 frente a $ 16.188 de un hombre.

El gobierno adelanta que aplicará mano dura. El inspector general del Trabajo, Juan Andrés Roballo, declaró a El Observador que habrá intervenciones para «constatar y corregir esas situaciones» y anunció la aplicación de multas cuando se comprueben casos de discriminación laboral.

«Hay un marco jurídico que no solo nos permite sino que nos obliga a hacerlo», afirmó.