En clima de tensión se inicia la cumbre regional

Los países que integran el Mercosur comenzarán a debatir hoy, en Puerto Iguazú, la marcha de las complicadas negociaciones comerciales externas del bloque, en medio de un nuevo conflicto entre sus socios mayores: la Argentina y Brasil.

En el marco de la Cumbre de Presidentes en la que la Argentina cederá la presidencia pro témpore, los gobiernos de Brasil, la Argentina, Paraguay y Uruguay discutirán los márgenes de negociación para un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) en materia de servicios, inversiones y compras gubernamentales, entendimiento que por el momento parece lejano.

En la agenda también está incluido el análisis sobre la evolución de las negociaciones del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y las conversaciones para firmar a fin de año, en un nuevo encuentro de presidentes al que asistirán también los mandatarios de Chile, Bolivia, México y Venezuela, la instalación del tribunal arbitral para la solución de controversias dentro del bloque.

El tribunal, que tendrá su sede en Asunción, tendrá cuatro árbitros, uno por cada integrante del Mercosur, además de un quinto miembro, imparcial, sobre cuya designación se buscará consenso unánime en las reuniones de esta cumbre.

Este integrante adicional tendrá la facultad de dirimir las controversias en las que haya empate en los votos, se explicó.

Las reuniones previas a la cita presidencial, que comenzaron ayer en Puerto Iguazú, se llevan a cabo en momentos en que la Argentina decidió trabas administrativas y aduaneras al ingreso de electrodomésticos y cocinas de Brasil, tal como exigían las empresas locales del sector que se quejan de una “invasión” de productos brasileños.

Sin acuerdo andino

Por otra parte, se frustró uno de los principales anuncios de esta cumbre, consistente en la entrada en vigencia de un pacto comercial entre el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN) que integran Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

El acuerdo se negoció con una fórmula de “tres más uno”, es decir el Mercosur con Colombia, Ecuador y Venezuela, los países de la CAN con los que el bloque del cono Sur no tiene acuerdos como los vigentes con Bolivia y Perú.

En vista de que falta acordar listas de productos que interesan a Uruguay y otras dificultades técnicas, se resolvió prorrogar las preferencias arancelarias vigentes del Mercosur con Colombia, Ecuador y Venezuela, explicaron las fuentes. Con todo, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Martín Redrado, aseguró que el acuerdo con Mercosur-CAN “está 95% cerrado».