En postergada visita a Uruguay, Lula busca airear el Mercosur

Uno de los puntos fundamentales para lograr su propósito es lograr eliminar las asimetrías existentes entre las países grandes y los socios menores, Uruguay y Paraguay. Un punto en que el gobierno uruguayo ha puesto especial énfasis en los diversos foros del bloque regional.

Lula se entrevistará hoy con su par, Tabaré Vázquez, en la estancia presidencial de Anchorena. El encuentro será en la mañana.

Ambos mandatarios se verán las caras luego de una serie de desencuentros. Primero fue Lula quien no vino en noviembre a Uruguay a la Cumbre Iberoamericana, aduciendo cansancio físico tras la campaña electoral que lo llevó a la reelección.

Luego fue Vázquez, quien con el mismo pretexto de agotamiento, participo exclusivamente de la última sesión de la Cumbre del Mercosur en Río de Janeiro, eludiendo así los encuentros protocolares. Lula postergó dos veces la visita que inicia hoy.

El encuentro también tiene la peculiaridad de que se desarrollará dos semanas antes que Vázquez reciba en la estancia de Anchorena al presidente de Estados Unidos, George Bush. El gobierno norteño no mira con buenos ojos el acercamiento entre Uruguay y EEUU, sobretodo en el área comercial.

En una entrevista concedida a El Observador, publicada ayer, Lula consideró que “los acuerdos de libre comercio concretados aisladamente” no son ”compatibles con las normas del Mercosur”.


Mercosur más fuerte.“Estoy seguro que un Mercosur más fuerte, con menos asimetrías y beneficios más equiparativos para los socios será un Mercosur capaz de negociar mejores acuerdos aún con otros países, sobre todo los grandes mercados comerciales como Estados Unidos y la Unión Europea”, manifestó el mandatario norteño.

Sostuvo que su visita a Uruguay busca coordinar con Vázquez “medida complementarias, sobre todo en la esfera bilateral, que aseguren que Uruguay pueda beneficiarse de ese esfuerzo de integración”.