Encendida defensa del Uruguay exportador

En una conferencia organizada por la Cámara Comercial, Industrial y Agraria de Pando, los tres ministros resaltaron que las fuentes de crecimiento del país deben apoyarse en la diversificación de los mercados, en el conocimiento de su población y en la tecnología incorporada en la producción.

Alfie hizo además énfasis en la necesidad de contar con una infraestructura sólida que constituya un aliciente para la inversión. En este sentido resaltó las concesiones a nuevas empresas para actuar en el sector portuario y las reformas que se están llevando a cabo en el Aeropuerto de Carrasco.

En cuanto al desarrollo portuario, señaló que una apuesta posible para el país sería traer mercaderías desde Asia para finalizar los procesos en Montevideo (packaging, logística, etcétera).

“Uruguay dentro de 20 años tiene que integrar eso, con su industria mirando al mundo, y el agro colocando productos diferentes de los commodities”, dijo el titular de Economía, agregando que todo esto debe complementarse con inversión en educación.


Jugar al ataque. A su tiempo, Villar sostuvo que Uruguay debe seguir transitando por el camino de la estabilidad, la seguridad jurídica y la audacia comercial, pero complementando todo esto con “coraje de jugar al ataque”.

Defendió la existencia de una política energética del gobierno, basada en asegurar el suministro y en tener una infraestructura que se anticipe a la inversión privada, y señaló que se está terminando un estudio sobre la política de energía, con financiamiento del Banco Mundial.


Crecer exportando. Aguirrezabala, por su parte, dijo que la “idea matriz” para las próximas dos décadas debe ser “abrirse al mundo para crecer exportando”.

A su juicio, el sector agropecuario es fundamental en este desarrollo, ya que constituye cerca del 10% del Producto Bruto Interno (PBI) del país, contra el 4% en Estados Unidos, por ejemplo.

“Uruguay en los próximos 20 años debe tener más productividad y más valor agregado”, sostuvo Aguirrezabala.

Para denotar la complementariedad que en su visión tienen el agro y el comercio en favor de la economía, señaló que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con México fue un gran aliciente para la expansión del sector lácteo, debido a la fuerte demanda proveniente de ese país.

Indicó que este año se batirá el récord de remisión de leche a plantas, que en el año móvil finalizado en junio mostró un crecimiento de 12,2%. “Eso hubiera sido imposible si el sector lechero no tuviera calidad exportadora”, señaló.

Afirmó, también, que Uruguay “no debe sentarse arriba de sus recursos”, como por ejemplo el agua.