Endurecerán controles por productos subsidiados

«Eso refiere a algo que está empezando a hacer la Aduana (de lo que dará cuenta en los próximos días) sobre todo en el área de la Mesa de Valoraciones, haciendo un cuidadoso análisis», dijo el ministro ayer a Radio El Espectador.

«Eso defiende al fisco, porque cuando aparece mercadería subsidiada o subfacturada, perjudica la recaudación que necesitamos para pagar salarios, jubilaciones y dar este tipo de beneficios y segundo porque es un perjuicio para esa producción local», agregó.

Atchugarry señaló que lo que se persigue «no es cerrar el país, pero defender» y dijo que se debe alentar el proceso ya existente de sustitución de importaciones.

INFLACION. El ministro señaló que el gobierno piensa a esta altura que la inflación se ubicará este año por debajo del 20%, bastante por debajo del 27% que originalmente fue fijado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como pauta de trabajo.

«Entonces estamos en un esquema en el cual hay un tipo de cambio y una inflación que van tendiendo a la estabilidad, pero al mismo tiempo manteniendo una competitividad importante respecto a la región», señaló.

En este sentido, ratificó que el gobierno no hará nada para promover una situación de «atraso cambiario» y reconoció que posiblemente el dólar se ubique sobre fin de año entre $ 30 y $ 32.

«La idea es que la inflación va a estar bastante por debajo del 20% y naturalmente el tipo de cambio va a acompañar a los precios internos. O sea que, si nadie hace nada en contrario —y claramente no lo vamos a hacer, no vamos a hacer nada que impida que el tipo de cambio se vaya ajustando según los niveles de precios internos y de la región— entonces va a ir evolucionando y si usted hace el cálculo le da en ese entorno», de entre $ 30 y $ 32, dijo el ministro.

«Más allá de esto, que es coyuntural, la idea en general es no generar ningún elemento que no colabore a que el tipo de cambio sea competitivo y al mismo tiempo tener niveles de inflación razonables», comentó.