Energía a cambio de basura en Brasil.

Cambiar basura por energía es la propuesta que hace una compañía eléctrica a sus clientes, muchos de ellos familias con bajo nivel de ingresos que han salido de la lista de morosos y ahora contribuyen a la preservación del medio ambiente.
La iniciativa, bautizada con el nombre de Ecoelce, y desarrollada por Coelce –la distribuidora de Endesa Brasil en el estado brasileño de Cearᖠacaba de ser galardonada con el premio de Responsabilidad Social Corporativa concedido por primera vez por la Cámara Española de Comercio en Brasil.

Los clientes de la empresa eléctrica llevan basura reciclable a centros de colecta, donde es pesada y tasada en función de su cotización “de mercado”: un kilo de papel de periódico en torno a 8 centavos de real, un kilo de botellas de cerveza 40 centavos, el de vino 15 centavos y el de plástico transparente 35 centavos. El dinero acumulado por cada cliente, es deducido de su factura por consumo de energía eléctrica.

Un 30% de los 220 clientes registrados en el programa ya no pagan factura y muchos otros pagan muy poco.

Actualmente hay 43.000 clientes registrados, la mayoría de ellos de familias pobres, y 45 puntos de colecta, número que aumentará a 60 para finales de año.

Coelce ha reducido en más del 57% la morosidad de sus clientes, al tiempo que incentiva la preservación del medio ambiente.

Los materiales colectados evitaron el consumo de 755 toneladas de mineral de hierro, 36.800 árboles, 3,71 toneladas de petróleo y 353 toneladas de vidrio nuevo, según cálculos del programa.

Personas jurídicas pueden donar el crédito obtenido por la venta de residuos a organizaciones sin fines de lucro. (EFE)