Energía: lluvias aportan una gran dosis de alivio

El directorio del ente evaluará hoy el alcance de las lluvias caídas y el panorama de la represa de Salto Grande, pero se insiste en que la crisis energética es «estructural» y no se arregla con algún episodio de lluvia puntual por más copiosa que sea.

«Lo habíamos dicho hace tres fines de semana, cuando llovió mucho también», dijo a Ultimas Noticias el gerente de Distribución y Comercial de UTE, Carlos Milans. El funcionario subrayó que las restricciones voluntarias para la población y obligatorias para las oficinas públicas siguen firmes en todos sus términos. «Calculamos que van a seguir hasta que entre en funcionamiento la central de Puntas del Tigre. Además todavía falta lo peor del invierno, los meses de julio y agosto, donde el consumo se eleva considerablemente», agregó Milans, y tal como ya había adelantado Ultimas Noticias. En tanto, técnicos de la represa de Salto Grande estimaron en 30 milímetros las lluvias caídas en la cuenca del río Uruguay que llega a sus turbinas. Si bien consideraron que va a seguir lloviendo durante la presente jornada, se entiende que las cifras son «normales», ya que la cota del embalse está en los 33,24 metros, cuando llegó a alcanzar una marca mínima de 30 metros. El aporte de caudal es de unos 3.500 metros cúbicos por segundo.

Las lluvias caídas este mes y el relativo éxito del plan de ahorro energético determinaron que las autoridades desecharan la posibilidad de aplicar cortes de energía por zona.

De todas formas, se espera que la entrada en funcionamiento de la central de ciclo combinado de Puntas del Tigre, San José, contribuya a paliar el déficit energético al aportar 200 megavatios adicionales al parque de generación.