EP elaboró un borrador de su plataforma electoral

POR PABLO TOSQUELLAS DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR

El pasado jueves la Comisión Integrada de Programas del Encuentro Progresista (EP) aprobó un borrador de la plataforma electoral de la izquierda para las próximas elecciones. El documento será aprobado el jueves 1° de julio.
Una fuente de esa fuerza política entregó el texto a El Observador. En el documento se aprecia un equilibrio entre las posturas moderadas y radicales en la mayoría de los puntos. Además se establece que la izquierda debe renegociar la deuda externa “sin allanarse ante imposiciones o condicionamientos de los organismos internacionales” y propone introducir reformas en las empresas públicas para su fortalecimiento. Asimismo, se rechaza “la mercantilización de la educación” y se plantean fuertes cambios en el sistema de seguridad social. También expresa la necesidad de implementar un fondo de garantía de depósitos y soluciones al problema del “sobrendeudamiento” interno en base a la negociación entre todos los actores involucrados.


Deuda externa. El documento electoral del EP establece que “la inviabilidad de pagar con ajuste o sacrificando el crecimiento futuro de la economía es advertida por los propios acreedores, que tienden a entender que sólo cobran si al país le va bien”. Agrega que las negociaciones de las obligaciones con los organismos internacionales debe hacerse junto a países que atraviesen situaciones similares

Dice que “la confianza que restablecería el crédito externo se debe generar a partir del sinceramiento de las situaciones, nunca de su ocultamiento”.

El informe brinda pautas para la negociación de la deuda externa.

“El relacionamiento con los organismos internacionales se deberá basar en principios firmes de negociación, tanto en lo referente a la deuda que el país mantiene con ellos, como con los acreedores privados. El gobierno progresista, sin rehuir a las obligaciones contraídas por el Estado, buscará solucionar el problema de la carga de la deuda sin allanarse ante imposiciones o condicionamientos de los organismos internacionales”, indica.


Empresas públicas. En la sección destinada a las empresas públicas el texto dice que deberán definirse “ámbitos ante los que los candidatos a directores pongan a prueba su capacidad exponiendo sus planes para el desarrollo de su gestión”. Agrega que quienes sean designados en esos puestos no podrán ser candidatos a cargos electivos en la elección siguiente. El documento afirma que en las empresas públicas se deberán fijar “topes a los sueldos de los cargos políticos”. También aboga por “asegurar la capacitación permanente de los funcionarios para profesionalizar la función y asegurar la calidad de los servicios y productos”.

El informe propone la creación de la defensoría de los usuarios de bienes y servicios públicos “por los daños o perjuicios que puedan sufrir por la gestión de las empresas publicas”. Agrega que un gobierno de izquierda deberá actualizar la normativa vigente para “descentralizar las decisiones” y establecer “ámbitos de participación en estas tanto de trabajadores como de usuarios”.


Sistema financiero. El borrador establece que el sistema financiero deberá apoyar a la inversión productiva mediante la “formación de un mercado de capitales en moneda nacional que facilite la existencia de operaciones con plazos acordes con el tiempo de maduración de las inversiones productivas y sin riesgo cambiario”. Añade que será necesaria “la consolidación de instrumentos que construyan confianza en la moneda nacional”. Asimismo propone la implementaron de un fondo de garantía de depósitos y soluciones al problema del sobre endeudamiento interno en base a la negociación entre todos los actores involucrados.


Sistema educativo. De acuerdo al texto el EP “rechaza con firmeza la reforma educativa marcada por el estilo autoritario, concentrador y excluyente de los actores del proceso educativo de hoy”. También repudia “la mercantilización de la educación, impulsadas por organismos internacionales como la Organización Mundial del Comercio”. Una propuesta radical, enarbolada por dirigentes comunistas –que finalmente no prosperó–, solicitaba la expulsión del sistema de quienes participaron en la reforma de Germán Rama.

El diputado de Asamblea Uruguay, José Mahía, dijo a El Observador que la reforma que impulsará el EP se realizará “sin censurar a nadie”. El legislador explicó el alcance del manifiesto de la plataforma electoral. Mahía manifestó que los profesores tendrán una representación “con voz y voto” en el Consejo Directivo Central (Codicen) a través de las asambleas técnico docentes.

El diputado encuentrista, encargado por Tabaré Vázquez de referirse al tema educativo en los actos públicos, dijo que la idea es establecer “un nuevo orden interno”.

“Hoy hay áreas con autonomía de hecho que hace que exista descoordinación a la hora de impulsar las políticas. El Memfod y el Mecaep son pequeñas parcelas de poder, afirmó.


Seguridad Social. La plataforma electoral del EP dice que en materia de seguridad social “se propondrá un sistema de retiro o jubilación gradual de la actividad laboral combinando con políticas de estimulo a la contratación de jóvenes”.

“El nuevo sistema de carácter integral estará basado en los principios de: universalidad, redistribución, solidaridad intergeneracional, participación, protección”, agrega. El informe dice que se modificará “el sistema actual haciéndolo funcional al modelo, en tanto es imprescindible sustituir el régimen vigente –con garantías plenas para los afiliados– introducido por la ley 16.713 que no ha solucionado los problemas reales de la seguridad social en el Uruguay”.

El documento manifiesta la necesidad de impulsar una ley que autorice al usuario de las AFAP volver al sistema anterior. Agrega la necesidad de rebajar las comisiones que cobran las AFAP.