EP presentará pautas para la negociación colectiva de salarios

El candidato presidencial del Encuentro Progresista (EP), Tabaré Vázquez, anunció anoche a empresarios uruguayos que en el caso que la izquierda gane las elecciones establecerá la negociación colectiva. Dijo, además, que su fuerza política presentará en los próximos meses una propuesta que definirá las características que tendrá ese diálogo entre los trabajadores, empresarios y el Estado.
Vázquez manifestó que, si triunfa, la política monetaria estará basada en metas de inflación y que apuntará a desdolarizar la economía. Expresó que un gobierno de izquierda operará sobre la estructura del gasto público y el ingreso para “fortalecer la capacidad exportadora, la demanda interna y los incentivos a la formalización y al incremento del empleo”. Descartó que se aplique un atraso cambiario y aseguró que se establecerá una coordinación económica con los países del Mercosur. También anunció medidas para reformar el Estado.

Vázquez disertó anoche ante empresarios en el salón Azul del Palacio Municipal. Acompañaron a Vázquez, el candidato a la vice Rodolfo Nin Novoa, los senadores Danilo Astori y Alberto Couriel, el presidente de la comisión integrada de programas, Héctor Lescano, y los economistas Daniel Olesker, Walter Cancela, Carlos Viera, Joaquín Echevers y Enrique Pomi.

El candidato del EP dijo que “la seguridad y la confianza en términos económicos” se logran mediante “reglas claras y transparentes para todos”. Agregó que también se obtiene mediante “instancias de diálogo” entre políticos, profesionales y técnicos. En ese sentido, reiteró su voluntad de impulsar el Consejo Nacional de Economía, previsto en la Constitución de la República. “Ese es el autentico cambio que el país reclama en términos de relacionamiento político, institucional y social. El EP puede articularlos mejor que cualquier otro partido político”, dijo Vázquez.

Luego avanzó sobre la negociación colectiva. Dijo que es pertinente “articular intereses y voluntades a nivel de la sociedad” para que todos se integren “en un proyecto común y de compromiso”.

“Por convicción y cumplimiento de resoluciones adoptadas en las máximas instancias orgánicas de nuestra fuerza política estamos trabajando en el diseño de una propuesta de formato, metodología, contenido y alcance para un compromiso de esta naturaleza entre el Estado, los agentes y económicos y los trabajadores”, declaró el líder de izquierda.

Consultado sobre este punto, el economista Daniel Olesker dijo que la negociación colectiva no se limitará exclusivamente a los salarios sino a aspectos tecnológicos y productivos. Agregó que se instrumentará según ramas de actividad y de empresas.

Luego Vázquez anunció que tras su gira por Estados Unidos logró el apoyo de los organismos internacionales de crédito para llevar adelante un plan de emergencia social.

Manifestó que la generación de empleos estables y de calidad será tarea de los agentes privados. Vázquez hizo referencia al mensaje del presidente Jorge Batlle por cadena nacional rechazando un discurso del líder de izquierda ante empresarios europeos en los que dijo que el país carece de inversiones por falta de confianza. “La confianza es factor clave del proyecto de desarrollo; sé que alguna referencia provoca algún malestar que lamentamos. Pero hoy lo volvemos a reiterar. La difícil crisis que castiga a nuestro país tuvo como componente fundamental una severa crisis de confianza por parte de los agentes económicos, de los inversores y los empresarios”, sostuvo.

Vázquez manifestó que un gobierno de izquierda buscará generar ambiente propicio para la actividad empresarial, para que beneficie al empresario pero también a la sociedad. “La actividad que beneficia al empresario pero no a la sociedad no es actividad empresarial es simplemente especulación”, afirmó.

Vázquez manifestó que “la idea central que guiará la política productiva será crear estándares de competitividad sobre bases de estabilidad macroeconómica”.

En materia monetaria, dijo que de llegar al gobierno otorgará “previsibilidad al valor de la moneda por la vía de procurar equilibrar la creación del dinero con la demanda, controlando la expansión de la base monetaria a los efectos de contribuir con la concreción de un nivel determinado de inflación”.

Agregó que la política monetaria, basada en metas de inflación, deberá sintonizar con los objetivos de crecimiento, distribución del programa de cambios y las restricciones dadas por la política fiscal. “Un elemento fundamental en esa dirección es avanzar decididamente hacia la desdolarización”, dijo.