Erlich será el candidato a la IMM por el Frente Amplio

El decano de la Facultad de Ciencias, Ricardo Erlich, aceptó ser el candidato a la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) por el Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA) tras una conversación que mantuvo en las últimas horas con el senador y líder del Movimiento de Participación Popular (MPP), José Mujica.
La postulación de Erlich es promovida por los sectores mayoritarios de la izquierda porque consideran que su figura es capaz de generar consensos en la coalición.

El nombre del decano de la Facultad de Ciencias estuvo sobre la mesa en las reuniones que el presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto, mantuvo con los senadores de cabeza de lista entre el jueves pasado y ayer martes.

En un comienzo el MPP no estaba dispuesto a apuntalar la candidatura de Erlich y mantuvo la postulación del diputado electo Luis Rosadilla. Los emepepistas querían un candidato orgánico del sector –Erlich está vinculado al MPP pero no integra los cuadros de dirección– y pretendían que el decano de la Facultad de Ciencias permaneciera en el ámbito académico. Erlich fue uno de los principales promotores para la instalación del Instituto Pasteur en Uruguay.

Pero la unanimidad entre los partidos de izquierda en torno al nombre de Erlich determinó que la dirigencia emepepista torciera su brazo. “Si todo el FA está de acuerdo con que sea Erlich, nosotros no podemos decir que no”, manifestó a El Observador un dirigente de ese sector.


Cabezas de lista. La próxima semana se celebrará una reunión entre Brovetto y todos los senadores cabeza de lista en la sede del FA para oficializar la candidatura de Erlich a la IMM. De esta forma quedará zanjado un tema que tuvo en vilo a la plana mayor de la izquierda durante los últimos meses y amenazaba con romper la tradición de la candidatura única.

La primera piedra la tiró Mujica en noviembre cuando poco días después de las elecciones nacionales de octubre manifestó que el candidato debía ser del MPP por contar su sector con la mayoría de los votos del FA. Mujica afirmó incluso que si los sectores de izquierda no aceptaban a Rosadilla, él se presentaría a la competencia electoral en Montevideo.

El nombre de Rosadilla no obtuvo consensos en los partidos de izquierda, entre otras razones por la forma en que fue planteada su candidatura.

Un mes más tarde el Partido Comunista promovió al director municipal Alberto Rosselli. El jerarca recibió sólo el respaldo de Asamblea Uruguay y de algunos dirigentes de Alianza Progresista y la Vertiente Artiguista.

El Partido Socialista quedó en el medio, dispuesto a apoyar a un emepepista a excepción de Rosadilla.

Ahora todos los sectores, incluso el MPP, llegaron a un acuerdo en torno al nombre de Erlich.