Es imparable el aumento del precio del crudo



Israel amplió este viernes su ofensiva contra el Líbano, al enviar aviones de combate para bombardear por segundo día consecutivo al aeropuerto, incendiar tanques de almacenaje de combustibles y destruir la carretera principal hacia Siria.

El grupo rebelde Hizbulá ha disparado más de 100 cohetes hacia Israel, uno de los cuales cayó en la ciudad portuaria de Haifa.

Más de 51 personas han muerto en dos días de violencia que comenzó con la captura de dos soldados israelíes que están en manos de guerrilleros del Hizbulá.

El incremento en la violencia llevó al incremento de precios, que también se vieron impulsados por una mayor demanda mundial y los temores de que se vean afectadas las exportaciones de dos de los productores más importantes, como Irán y Nigeria.

Asimismo, existe preocupación sobre los riesgos que pueden provocar los huracanes a la producción petrolera estadounidense.

Por ello, el contrato a término de agosto de petróleo ligero con bajo contenido sulfuroso llegó hasta los 78,40 dólares en operaciones electrónicas fuera de horario de la Bolsa Mercantil de Nueva York.

Sin embargo, a media mañana en Europa, el precio del crudo se ubicó en los 77.45 dólares un incremento de 75 centavos de dólar con respecto a su cierre del jueves, que fue de 76,70 dólares, su cierre más elevado del combustible en su cotización.

Por su parte, el crudo tipo Brent del Mar del Norte, para entrega en agosto en el Mercado Internacional de Petróleo de Londres, subió hasta los 78,03 dólares y posteriormente el precio bajó hasta los 77,46 dólares, una alza de 77 centavos con respecto a su cierre del jueves.

En tanto, los contratos a término de gasolina aumentaron 2,3 centavos hasta los 2,3245 dólares por galón de 3,78 litros; el precio del contrato a término de aceite para calefacción aumentó tres centavos hasta los 2,1103 dólares por galón y los contratos de gas natural aumentaron 10 centavos hasta los 6,230 dólares por cada 1.000 pies cúbicos (28,32 metros cúbicos).