España y Grecia arrastran las Bolsas mundiales en caída.

La desconfianza ante el plan anunciado por Grecia para llevar su déficit por debajo de 3% del Producto Interno Bruto (PIB) se extendió a España y Portugal y arrastró a las Bolsas de Europa, que perdieron 2,69% e influyeron negativamente en Wall Street, a pesar del apoyo al plan de Atenas de parte de las instituciones europeas.

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, manifestó en la pasada jornada su total apoyo a las medidas anunciadas por Grecia, afirmando que “nuestro consejo directivo aprueba los objetivos a mediano plazo fijados por el gobierno griego para llevar su déficit por debajo del 3% del PIB en 2012”.

Aun así, Trichet agregó que las medidas anunciadas por Atenas “son un paso en la dirección adecuada”, pero ahora es sobre todo necesario “que estos objetivos se logren”, incluyendo la reducción del déficit prevista por las autoridades griegas para 2010.

Ayer, el comisario europeo para la Economía, Joaquín Almunia, dijo que la Comisión -el ejecutivo de la UE- le dará “todo su apoyo” a Grecia para el programa de ajuste económico, pero apuntó que existen otros países que “tienen problemas comunes, como la merma de la competitividad, o un déficit público demasiado elevado, a causa de factores cíclicos, pero también estructurales”, y citó el caso de España y Portugal.

Esto, a su vez, llevó a la ministra de Economía de España,

Elena Salgado, a criticar a Almunia por lo que definió como declaraciones “poco prudentes”, sosteniendo que la situación española “no tiene nada que ver” con la griega y que la Comisión de la UE “debería evitar la tentación de una simplificación excesiva”.

Medios españoles retomaron y difundieron un análisis publicado por el economista y premio Nobel Paul Krugman en su blog, en el que afirmó que “el verdadero problema no está en Grecia, sino en España, donde hasta hace pocos años se registraba superávit de presupuesto” (+2,23% del PIB en 2007).

Agregó que “es cierto que España ahora tiene un déficit bastante grande (-11,4% en 2009, NDR), pero esto es debido a su colapso económico”.

A pesar de que el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, sostuvo hoy que “comparar a España con Grecia es como comparar al Real Madrid con el Alcoyano” (un equipo de segunda división que logró derrotar al Real en la Copa del Rey), las

dudas sobre la capacidad de España para hacer frente a sus obligaciones crediticias arrastraron hacia abajo a la Bolsa de Madrid.

Es así que el índice Ibex 35 se desplomó ayer, registrando una pérdida de 5,94%, lo que constituye el peor dato para el mercado accionario desde noviembre de 2008.

El desmoronamiento de la Bolsa de Madrid arrastró a todas las plazas europeas, que hoy registraron la peor baja de los últimos dos meses, con el índice DJ Stoxx 600, que perdió 2,69%: significativamente, las dos plazas donde se registraron las pérdidas mayores, después de Madrid, son Lisboa (4,98%) y Atenas (3,89).

Mientras tanto, en Grecia continuaron hoy las protestas en medio de una grave crisis económica, con agricultores movilizados y los aduaneros y funcionarios del fisco en huelga, mientras los sindicatos anunciaron medidas de fuerza desde la semana próxima contra el plan de ajuste anunciado por el gobierno.

Hoy comenzó una huelga de 48 horas de empleados aduaneros y del fisco para protestar contra el congelamiento de los salarios públicos, anunciado por el gobierno, mientras los gremios de empleados estatales y privados anunciaron una huelga nacional el 10 y el 24 de febrero.

El 11 de este mes harán paro también los adherentes al sindicato comunista Pame, a lo que se suma la protesta -que hoy llegó a su vigésimo día consecutivo- de los agricultores que piden una ayuda inmediata al gobierno, a causa de la crisis económica que afecta al país, y que bloquearon importantes cruces nacionales, así como valles en la frontera con Bulgaria.

Cabe señalar que también Brasil se registró una caída del índice Bovespa de la Bolsa de Valores de San Pablo se desplomó 4,73% y quedó en 63.934 puntos, en tanto el dólar subió 2,17%, cotizado a 1,88 reales, impactados por los efectos económicos en países europeos como Grecia, España y Portugal. Según se indicó el Bovespa no caía así desde el 28 de octubre pasado y el dólar recuperó el valor que tenía en el mes de septiembre. En lo que va del año, el real se devaluó 8,2%.