Establecerán sistema único de salarios para el sector público y privado de salud

Olesker dijo que se estudia el diseño de una nueva estructura de cargos, remuneraciones y compensaciones que permita mejorar y racionalizar los niveles salariales.

La propuesta será negociada con funcionarios y médicos, y se legitimará en el próximo Presupuesto quinquenal. Se aspira alcanzar, en el largo plazo, un sistema que unifique criterios de cargos y remuneraciones en los sectores público y privado que evite, por ejemplo, que el 6% de los funcionarios del sistema mutual se quede con el 20% de los recursos destinados a salarios.

– El reclamo salarial es una constante en el sector Salud donde, permanentemente, se habla de una gran mayoría de sueldos sumergidos y unos pocos privilegiados.

En el programa de Gobierno figura como una prioridad atender los niveles de remuneración del sector. ¿Qué se proyecta hacer en este rubro? “Los salarios representan en el sector público el 50% y en el privado el 47% del total del presupuesto.

En el sistema mutual, un 6% de los funcionarios se lleva el 20% de la masa salarial. Ese es un problema de inequidad importante que, incluso puede ser peor porque, seguramente, muchos de ese 6% reciben alguna otra remuneración en el sector público. Los que están encima de la escala no siempre están vinculados al sector anestésico-quirúrgico y, dentro de ese grupo privilegiado, hay médicos, no médicos, gerentes y administradores. Este es un tema de equidad. El mantenmiento de la masa salarial no es un obstáculo para el desarrollo del sistema de salud pero hay que repensar su distribución. El mecanismo de resolución a mediano plazo tiene que ver con una reformulación de todo el sistema de remuneraciones para que esté pensado desde la perspectiva del primer nivel de atención y no del nivel especializado, como ocurre hoy en día, y que es, en definitiva, lo que ha provocado esta dispersión. Esto debe ser materia de negociación aunque nosotros aspiramos a contar con un sistema único de remuneraciones para el sector público y privado, con escala piramidal que refleje las prioridades del modelo de atención”.

– Llegar a un acuerdo que unifique criterios en el sector público y privado parece una iniciativa de largo aliento. En el corto o mediano plazo, ¿cómo se mejorarán las retribuciones en el sector público? “El MSP es el ministerio civil más grande de la Administración.

Tiene muchas formas de contratación que pasan por presupuestados, contratados, comisiones de apoyo centrales y locales, patronatos y algunas más. Un gran problema es la enorme cantidad de trabajadores, más del 80%, ganando salarios muy sumergidos en función del poder de compra y la comparación con ese mismo ingreso en el sistema mutual o privado, y solamente un 10% percibiendo salarios por encima de los $ 15.000. Por nuestra parte, aspiramos a incluir en el Presupuesto 2006-2010 una propuesta concertada con los funcionarios y el Sindicato Médico de estructura de cargos, remuneraciones y compensaciones en el sector público única, adecuada, ordenada, piramidal y legitimada.

Será parte de una negociación política pero queremos que sea el propio Presupuesto el que legitime una nueva estructura que atienda la situación de los salarios más sumergidos y racionalice el sistema en su conjunto”.

– ¿Qué ocurrirá con los sueldos más altos del sistema? “Es que precisamente otro problema de toda esta estructura lo constituye la dispersión de remuneraciones.

Cuando uno intenta mirar la estructura salarial de Salud Pública con algún criterio piramidal no encuentra explicación lógica a muchas cosas que ocurren. En los cargos de dirección la pirámide está invertida. Los directores generales son los que más ganan, seguidos por los directores de programa y luego el ministro y subsecretario.

Queremos restablecer una pirámide salarial que en la cúspide ubique la remuneración del ministro. Eso implicará para los directores, que son unos 50 cargos, una reducción salarial del orden del 30%. No implicará un gran ahorro, pero será una señal política importante”.

– En cuanto a los funcionarios, ¿qué planes existen para mejorar sus remuneraciones dadas las restricciones presupuestales que sufre el ministerio? “Estamos pensando alternativas.

Salud Pública cuenta con el sistema de asistencia integral, una suerte de mutualista propia que se encarga de la atención de los funcionarios -en actividad o jubilados- y sus familias.

Se han producido muchos conflictos con la actual dirección por los precios y prestaciones fijados, por lo que vamos a introducir muchos cambios para que se transforme en un ámbito privilegiado de mejora de la calidad de vida de los funcionarios que ofreceremos como contrapartida a la imposibilidad de introducir mejoras salariales inmediatas por las restricciones globales.

Serán beneficios que tienen que ver con la salud pero no necesariamente con la enfermedad. Llamaremos a la Comisión Honoraria, que nunca fue convocada, para que trabaje en todos estos planes”.