Estación dejó camino libre a la Cámara de Comercio

 Después de participar en una reunión de más de tres horas de duración con la delegación sindical en busca de una solución al conflicto, la empresa agradeció públicamente el «apoyo» de la cámara y la posición «solidaria» que adoptó, al retirarse de las negociaciones en rechazo a la ocupación.

«Queremos liberar a la cámara para que no quede de rehén y pueda decidir si sigue en las negociaciones. No queremos embretar al país y a los consejos de salarios en una situación que es muy menor e interna», dijo a El País Bruno Sapio, representante de la firma. Agregó que la situación tomó «un estado público mayor» al que debería.

Los dueños de la estación Esso tomaron la decisión debido al efecto que la situación generaba en distintos sectores del comercio, «que no han laudado (en los consejos de salarios) como consecuencia de la suspensión de las intervenciones», explicó uno de los negociadores de la cámara, Julio Guevara.

La próxima reunión del órgano colegiado de la cámara —integrado por 24 miembros— será el lunes, aunque fuentes de la gremial no descartaron que se pueda tomar una decisión hoy mismo. Es muy probable que la cámara decida retornar a los consejos, indicaron las fuentes.

El director nacional de Trabajo, Julio Baráibar, cree que lo más probable es que la cámara levante la medida, ya que «representa a empresas con más de 100.000 trabajadores» que hoy quedan relegados.

La gremial participa en 42 subgrupos de los consejos de salarios y en un 57% ya existe preacuerdo. Un 33% está negociando, un 7% está por abrir la negociación, y el 2% restante no ha logrado avances, según información proporcionada por la patronal.

ACUERDO. Durante la reunión de ayer se empezó a trabajar en una fórmula de entendimiento entre los trabajadores y la empresa, que sería definida en un nuevo encuentro el próximo lunes.

Antes, las partes definirán las bases de un reglamento interno para el funcionamiento de la firma. El objetivo es garantizar un relacionamiento adecuado para que «no se repitan situaciones que las partes quieren evitar», dijo Guevara.

«Hay principio de acuerdo para encaminar una solución final al tema», afirmó Sapio, y agregó que la estación podría reabrir la próxima semana si existe entendimiento.

Baráibar, por su parte, interpretó que las partes conversaron «en buen nivel», «se bajaron de las colinas», y «se lavaron la cara, que la tenían pintada de guerra».

Para el representante de la Union Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (Untmra), Marcelo Abdala, el encuentro fue «positivo» y «se abrió el paso a una vía de aproximación a una solución al conflicto».

La posible fórmula, cuyos detalles no fueron revelados, era analizada anoche por el personal de la estación, que se mantiene ocupada. Su propietario indicó que durante los últimos diez días la empresa tuvo una importante pérdida, debido a la alta facturacion diaria.

Por otra parte, las autoridades del Ministerio de Trabajo tendrán una reunión hoy con representantes del Ministerio de Economía para definir el plazo final que se le dará a los consejos de salarios .

Baráibar indicó que se tendrán en cuenta los aportes hechos en cada sector y se harán excepciones con los grupos que están cerca de lograr una solución. El objetivo es que a fines de mes exista acuerdo en los más de 80 subgrupos.