Estado redujo su peso en la economía en 2011.

No obstante, medido en términos de presión fiscal por habitante, la carga impositiva creció US$ 451 per cápita durante 2011, al pasar de US$ 3.303 en 2010 a US$ 3.754 en el período siguiente.

Al cierre de 2011, los egresos del sector público ascendieron a US$ 12.648,6 millones, que representaron 27,1% del Producto Bruto Interno (PBI) de ese año, según el Informe de Coyuntura de la Cámara de Comercio y Servicios divulgado ayer con base en estadísticas oficiales. De ese modo, el Estado recortó en poco más de un punto porcentual su presencia en la economía gracias a una actividad que aumentó más que el gasto público.

Al cierre de 2005, cuando culminó el primer año de la presidencia de Tabaré Vázquez -aunque aún regía el presupuesto del gobierno de Jorge Batlle-, los egresos públicos se ubicaron en 24% del PBI, apenas por encima del registro del año anterior. Desde entonces, el gasto del Estado fue ganando participación en la actividad local hasta alcanzar el máximo de 28,1% en 2010.

Los guarismos observados en los últimos años -entre 27% y 28%- coinciden con los registros previos a la crisis de 2002.

El componente fiscal de la economía en Uruguay se ubica en valores medios en la comparación internacional, entre ratios que fluctúan en un dígito, como en algunas naciones árabes y africanas, y cercanos a 50%, en el caso de las economías escandinavas.

Informalidad
El informe de la Cámara de Comercio considera además que la «pérdida de competitividad» que enfrenta la economía local se «profundizará» en el futuro si no se aplican medidas «correctas» de política monetaria, en un contexto de debilidad del dólar. «También se debe tener cuidado con los aumentos salariales por encima de los fundamentos, ya que de continuar esta situación la ecuación del empresario es cada vez menos rentable hasta el punto que termina erosionando el desarrollo del sector privado», afirma la gremial.

No obstante, destaca que Uruguay «continúa presentando tasas atractivas (de crecimiento) frente a otros países, sumado a que en el último mes obtuvo el grado inversor, y a su vez los capitales del mundo desarrollado están ávidos de nuevas oportunidades de inversión», lo que mantendrá el flujo de fondos durante el próximo año.

Estado redujo su peso en la economía en 2011