Estiman exportaciones de bienes y servicios en US$ 8.800

Los trabajadores de las financieras serán recibidos en el Parlamento.

El Instituto Uruguay XXI, cuyo real nombre es Instituto de Promoción de las Exportaciones (de bienes y servicios) y de la Inversión actúa en el área de la promoción en el marco de las políticas de inserción internacional.

Su consejo de dirección está integrado por representantes del sector público y tres del sector privado ( los presidentes de las Cámaras de Industria, de Comercio y Asociación Rural).

Este gobierno en 2006 ratifica que los cometidos del Instituto son promover las exportaciones de bienes y servicios y la inversión extranjera directa en el país, mientras que se estima que este año, en materia de exportaciones de bienes y servicios se llegará a los US$ 8.800 millones, o sea cerca de un 40% con respecto al año 2007.

El presidente de Uruguay XXI, Carlos Viera, dialogó con LA REPUBLICA y explicó que las exportaciones efectuadas por Uruguay tienen demanda, pero son básicamente ventas de commodities, de escaso valor agregado y tecnología incorporada. Dijo que la apuesta del país es de progresivamente ir cambiando, hacia productos como ser alimentos elaborados a partir de esas materias primas.

Al hacer referencia a las inversiones sostuvo que «el inversionista viene porque encuentra un país ordenado, que le da ciertas garantías, donde existe un equilibrio en las variables macroeconómicas, seguridad jurídica y seguridad institucional».

Acotó que en segundo lugar llegan al país porque pueden encontrar una infraestructura moderna y valoran la existencia de mano de obra calificada.

«El inversionista quiere oportunidades a nivel sectorial, que existan negocios rentables, esto implica presentar el país en su conjunto, en sus sectores de actividad, dar idea de lo que el país le puede ofrecer. Los ejes del dinamismo en el mundo, la demanda de nuestros productos hoy en el mundo ha variado al aparecer China e India como como grandes consumidores así como otros países del sudeste asiático que antes no requerían nuestros productos», dijo.

Al ser consultado por posibles inversiones desde oriente, sostuvo que ya existen capitales chinos en el sector de autopartes y anunció que existen serias expectativas de que se radiquen industrias de autopartes de origen brasilero. Viera dijo que «la tarea más ardua, sin dudas, es tratar de captar los inversores. No estamos promoviendo en estos momentos la llegada de capitales que vienen a adquirir activos ya existentes, promovemos la inversión extranjera nueva».

Esto se pretende llevar a cabo, en un momento que se admite que América del Sur no tiene un fuerte atractivo para las nuevas inversiones, las cuales en los últimos años se han desplazado hacia Asia. Este problema no sólo afecta a Uruguay, sino a verdaderas potencias como ser Brasil y Argentina.