Estudian fideicomiso para financiar la megaconcesión

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) analiza conformar un fideicomiso, mediante el cual las AFAP invertirían en las obras de la megaconcesión garantizando su inversión con el producido de los peajes, y de esa forma se eliminaría el riesgo de que el Estado no cumpla sus compromisos de pago para financiar las obras.

Representantes de la Corporación Vial del Uruguay (CVU) se reunieron en diciembre pasado con ejecutivos de las AFAP, quienes se mostraron interesados en el proyecto, que desde hace varios días analiza el MTOP, informaron a El País fuentes del sector público.

Al menos 23 llamados a licitación y contratos de adjudicación de obras de la megaconcesión por un total de U$S 33 millones están paralizados, debido a que el gobierno está atrasado en los pagos a la CVU, dijeron las fuentes.

Si bien el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) incluyó en el programa de caja del MTOP para el 2004 unos U$S 18 millones para ser destinados a la megaconcesión, los reiterados atrasos de los pagos estatales determinaron que la CVU frenara 14 llamados a licitación que tenía previsto realizar en diciembre pasado por U$S 16 millones, y la firma de nueve contratos de adjudicación de licitaciones ya realizadas por U$S 17 millones.

A mediados de enero, el MEF pagó al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) U$S 2 millones de los U$S 11,1 millones que debía desde julio de 2003, con lo cual cumplió sus compromisos hasta octubre. Días después, presentó el programa financiero 2004 para el MTOP, del que esa Secretaría de Estado destinará U$S 18 millones para poner al día las obras. El MTOP es el organismo que paga los fondos estatales a la CVU, que es el administrador del proyecto de obras viales.

Sin embargo, fuentes vinculadas a la megaconcesión afirmaron que las nuevas licitaciones y contratos permanecerán congelados, hasta que el proyecto tenga asegurado un «flujo de financiamiento estable».

Entre las obras cuya ejecución fue suspendida por el incumplimiento estatal, se encuentran algunos emprendimientos importantes para la megaconcesión, por ejemplo un tramo de doble vía en la ruta 1, dijeron las fuentes.

En los 14 meses que lleva la megaconcesión, los atrasos de pagos del Estado han sido una constante. De hecho, los primeros recursos estatales para el proyecto llegaron recién seis meses después de su creación.

GARANTIAS. Aunque el pago de U$S 2 millones y el posterior compromiso de Economía descomprimió parcialmente la situación, la incertidumbre sobre el cumplimiento en tiempo y forma de los pagos que hace el Estado determinó que la CVU gestione la creación de un fideicomiso, por el cual se eliminaría el riesgo para los inversores privados.

Las gestiones están «avanzadas», y desde hace varios días el MTOP tiene un proyecto concreto a estudio. En diciembre, representantes de la CVU mantuvieron una reunión con directivos de las AFAP —potenciales inversoras— quienes según las fuentes manifestaron interés en el proyecto.

El proyecto implica la creación de un fideicomiso, en el cual la Corporación Vial cedería la recaudación de los peajes de la megaconcesión a los inversores que aporten el dinero líquido con el cual se concretarían las obras. Las AFAP comprarían los certificados de participación del fideicomiso, y en su calidad de inversoras quedarían a resguardo del riesgo de que el Estado se atrase en los pagos.

Los peajes cuya recaudación pasaría al fideicomiso son nueve, y a ellos se sumarían en diciembre de 2007 los dos puestos sobre la ruta Interbalnearia, y el que está sobre la ruta 9, ya que en ese momento caducará la concesión a la empresa Consorcio del Este.

DATOS

INVERSION

La megaconcesión comprende 30 obras en 18 departamentos, por más de U$S 74 millones de los cuales ya fueron desembolsados U$S 21 millones.

PATRIMONIO

Fue creada en noviembre de 2002, y tiene como objetivo realizar obras y trabajos de mantenimiento en 1.272 kilómetros de carreteras y en 2.904 metros de puentes sobre rutas nacionales.