Etapa de definiciones en los Consejos

Hasta el momento, han firmado convenios los sectores metalúrgicos, construcción, curtiembre y salud privada. Una parte de la industria láctea y la banca mantendrán el convenio vigente, en tanto hay un preacuerdo en el transporte interurbano de pasajeros. También hay un principio de acuerdo entre los porteros de casas de apartamentos, sector que nuclea a unos 9.000 trabajadores y en el que se acordó un salario mínimo que supera los $ 5.000.

Según Milton Castellano, representante del PIT-CNT en las negociaciones, en lo que hace al comercio y los servicios es necesario tener en cuenta que ambos sectores están negociando en una sola mesa, por lo que consideró que cuando se llegue a algún acuerdo, este “se va a desparramar en cascada sobre los diferentes sectores”, y como consecuencia, se moverán “varias decenas de categorías”.

Castellano destacó el interés común de trabajadores y empresarios en alcanzar la mayor cantidad de acuerdos posible ya que éstos “cimentarán la base de las negociaciones futuras” en las que serán evaluadas las tareas de todas las ramas con miras a definir las nuevas categorías. “Desde el principio dijimos que si la negociación colectiva venía a Uruguay era para quedarse y ser la parte esencial para edificar el sistema de relaciones laboral. Lo más importante para el movimiento sindical es el desarrollo de organizaciones gremiales capaces de generar instrumentos y herramientas propicias para encarar la negociación no como una cosa aislada, sino como un factor permanente”, subrayó Castellano.

En este sentido, informó que la afiliación en el último mes de 30.000 trabajadores al PIT-CNT representa “el primer saldo positivo” de los Consejos de Salarios. PIT-CNT aspira a contar con 350.000 afiliados a fin de este año.

Por su parte, el representante de la Cámara de Comercios, Horacio Castells, relacionó el atraso en la firma de acuerdos en su sector con la necesidad de crear cada subgrupo, algo que el sector industrial ya tenía allanado. Castells calificó como “extremadamente positivas” a las reuniones realizadas en el ámbito del Consejo Superior Tripartito en las que dijo “se actuó con total sensatez” tanto por parte de los empresarios como de los sindicalistas.