Exportaciones de 2004 quedarán apenas debajo de los 3.000 millones de dólares

Uruguay vendió 2.445,13 millones de dólares al exterior en los 10 primeros meses de 2004, monto que ponderado por el promedio mensual arroja para todo el año un total de 2.946,15 millones de dólares, y 2.990,88 millones de dólares por la media del trimestre agosto-octubre pasado.

La proyección sobre el promedio de los 10 primeros meses del año, registrados por la Dirección Nacional de Aduanas, queda en el 98,33% del total exportado en 1998, y la ponderada por la media del trimestre agosto-octubre de 2004 en 99,82%.

La proyección de exportaciones de Uruguay basada en el promedio de los 10 primeros meses de 2004 se ubicará 13,38% por encima de la media de la última década, que fue de 2.598,39 millones de dólares, y 15,10% más alta en la estimación realizada sobre la media del trimestre agosto-octubre último.

El Presidente de la Unión de Exportadores, Daniel Soloducho, dijo que esa gremial tiene una estimación de que las exportaciones de 2004 van a estar en torno a los 3.000 millones de dólares.

Comentó que en la primera mitad del año hubo un fuerte crecimiento de las exportaciones por un tipo de cambio que daba competitividad, pero insinuó que en la segunda mitad del año el gobierno «planchó el dólar».

Explicó que los acuerdos para exportar se cierran entre cuatro y seis meses ante de concretar la entrega de la mercancía, y que las colocaciones de julio para adelante se cerraron entre enero y marzo calculando un dólar a 30 pesos, pero cobraron 26 pesos por dólar estos últimos meses.

Señaló que muchas empresas obedecieron a un pedido del Ministro de Industria, Energía y Minería, José Villar, de que trasladaran parte de la bonanza a la gente, dieron aumentos a su personal, y después se encontraron con un dólar más de un 15% por debajo de lo que ellos habían previsto.

Soloducho dijo que la mayoría de los exportadores contrataron dólar futuro para asegurarse el tipo de cambio, pero que después fueron desapareciendo los interesados en acordar ese tipo de operaciones.

Afirmó que los exportadores no esperan mucho de la próxima administración, «nosotros no queremos subsidios a través del tipo de cambio, y nunca lo pedimos; lo que pedimos es mantener la competitividad, que no tengamos inflación en dólares, ni un atraso cambiado importante».

«Con esas dos cosas básicas, el resto es problema del exportador; cualquier empresa si mejora su eficiencia 4% o 5%, que significa un trabajo enorme, y después viene un atraso cambiarlo del 10%, se traga cualquier esfuerzo», opinó.

Añadió que «el tipo de cambió debería volver en torno a los 30 pesos, porque con esa paridad el país estaba reaccionando bien, estaba siendo competitivo y hacía buenas exportaciones».

Admitió que no se puede hablar de atraso cambiario en forma genérica, porque hay que medirlo con cada país de destino en particular, pero indicó que el dólar ha estado perdiendo valor con todas las demás divisas, lo que hace que los productos de Uruguay ahora tengan una mayor competencia en todos los mercados.