Exportadores cuestionan y gobierno ratifica el rumbo

A su turno, el presidente de la República, Tabaré Vázquez, rebatió sin proponérselo los cuestionamientos al señalar que la economía crecerá 7% del PBI este año y que las exportaciones llegarán al récord de US$ 5.500 millones en 2006. “Creo que vamos bien”, señaló.

Para Merzario las empresas exportadoras se mueven en un escenario de “incremento de los costos en dólares” que impacta en la competitividad, rentabilidad y en “algunos casos” en la viabilidad de las empresas exportadoras.

Según Merzario el incremento de los costos en dólares, se debe, a los aumentos salariales y los precios de la energía. Además señaló que la competitividad no se resume en el tipo de cambio y que es necesario reconocer que con un tipo de cambio que “no acompañe a la inflación” producirá efectos sobre la rentabilidad de las empresas.

El ministro de Economía, Danilo Astori que estaba presente en la sala, comentó a la prensa que a su juicio las empresas no están perdiendo rentabilidad.

Vázquez afirmó que “hay algunos problemas, claro que todos tenemos limitaciones, pero hay que encararlas en conjunto”.

El presidente planteó “impulsar una política económica consistente, estable, que promueva productividad con empleo genuino”.

Vázquez llamó a los empresarios a acercarse y trabajar en forma conjunta con el gobierno. “Ustedes pueden contar con nosotros, nosotros también contamos con ustedes para continuar con esta tarea que es de todos y para todos y que se llama -nada más ni nada menos- que Uruguay”, afirmó. Con esa frase Vázquez cerró su exposición, provocando el aplauso del auditorio.

Por su parte, el titular del Banco República, Fernando Calloia, dijo que el BROU tiene un papel clave en la mejora de la competitividad de la economía uruguaya y que eso se materializa a través de la innovación e incorporación tecnológica.

Destacó las cifras del banco, al señalar que la rentabilidad anual sobre patrimonio creció de 8% a principios de 2005 a 12% y se espera que supere el 15% al cierre de 2006. El nivel de morosidad bajó de 8,5% a 4,5% este año y se espera que alcance 4% a fines de 2006. El patrimonio del banco se recuperó y pasó de US$ 324 millones a fines de 2004 a US$ 514 millones.