Exposición de la Ec. María Dolores Benavente en la IV Jornada Técnica de Pymes

Buenos días, muchas gracias a los organizadores por invitarnos.

 

Creo que es un tema por demás importante. Los economistas nos escudamos un poco en que como todas las empresas uruguayas o casi todas son Pymes, los análisis de la parte macroeconómica los podemos hacer con más tranquilidad. Basta ver las recomendaciones para el país para saber que las Pymes van a andar por ahí con algún grado de libertad mayor al que me gustaría referirme.

 

La presentación va a tener cuatro partes:

1)      Características del empresario Pyme y de su entorno

2)       Perspectivas

3)      ¿Qué hace la cámara de comercio?

4)      Conclusiones

 

Estas son las características principales del empresario Pyme, después me voy a referir más en detalle a alguna de ellas. Pero en primer lugar es muy creativo, sin duda le llueven ideas, es raro que tengan un proyecto pero ideas tienen siempre.

 

El otro tema: papel familiar y esto es una buena cosa en algunos aspectos, a veces se complica un poco porque se confunden los papeles o sea el jefe es a la vez el marido o hijo, el cadete, etc. y entonces cuando uno se queja no se sabe si se le queja al padre, a la madre o al jefe. El tema de las sucesiones ni hablar. El tema de las terceras generaciones famosas que “la primera lo hace, la segunda lo desarrolla, la tercera lo funde”, son patrones que se repiten realmente en la empresa familiar.

 

El otro aspecto: escasa escala esto es una realidad, no necesariamente un problema, porque a veces es algo bueno porque permite especializaciones que de otra manera no se permiten. Este que viene sí que es un problema: escasa capacitación adecuada. Normalmente saben hacer muy bien su oficio pero no necesariamente son buenos empresarios. Y esto también pasa con los profesionales porque de pronto alguien que se recibe y es un excelente contador, va a poner un estudio y ahí ya es un Pyme y tienen que saber qué gestión es la más eficiente, a quién le fía y a quién no, si alquila o si compra, si hace un leasing para su computadora, en fin tiene que saber una serie de cosas de manejo empresarial que no necesariamente tiene que ver con la profesión que tiene. Normalmente el pequeño empresario tiene muy buena capacitación en lo que él hace pero muy mala en gestión empresarial.

 

El otro tema es que encuentran a los mercados financieros fragmentados y además la característica de pensar que todo su problema es financiero. Uno se acerca y le pregunta cuál es su problema y la respuesta es que le falta crédito, y no siempre es así. Cuando se entra a ver lo que le falta de repente es otra cosa, o es gestión o es formación, pero si todavía encima tienen esos problemas y le das un crédito lo terminás de fundir.

 

Y el otro tema es el individualismo, están solos y además como este aspecto está mezclado con lo que señalábamos de la empresa familiar, ¿con quién habla? Siempre con la misma gente; habla dentro del entorno que son los mismos que están en la empresa, desconfía horriblemente de los demás.

 

Una cosa muy importante es que no valoriza los intangibles, cuando uno le da material o información como facilidades para entrar al mercado siempre la quiere gratis, o sea no lo ve como un servicio que le estés dando. Venderle cómo pueden exportar a la UE eso tiene que ser gratis, la consultoria tiene que ser gratis y hay un poco una tarea educativa de las gremiales en cambiar esa concepción.

 

En cuanto a gestión: el problema de relacionamiento con la competencia. El competidor es un enemigo, se ciega en ese razonamiento que, cuidado,  no es que esté mal ser competitivo y ser agresivo, eso está muy bien pero también hay que tener la inteligencia para saber cuándo te tenés que asociar con ese enemigo y aprovechar sinergias que pueden tener juntos y ganar los dos, sin dejar de competir. Ese es otro desafío para las gremiales que también lo vamos a comentar.

 

Y en cuanto a aspectos financieros, es lo que les decía:  está más preocupado por el acceso al crédito y a veces tiende a centralizar todos sus problemas en eso. Siempre piensa que lo suyo es un problema de que no tiene crédito.

Hay una fundación, la del Banco Mayo de Buenos Aires que tenia un diagnóstico: el 90 % de las empresas que venían a la fundación buscando crédito cuando se las analizaba no tenían realmente un problema de crédito, tenían un problema de gestión. El dinero viene solo cuando hay un proyecto rentable y sustentable armado.

 

Y por último, producción y marketing: es baja la productividad y la tecnología incorporada y esto que es importantísimo: le preocupa más lo que él hace que lo que el mercado quiere. Eso es fruto de años de un país cerrado económicamente, hay generaciones enteras de empresarios que se criaron sabiendo que era más rentable ir a golpear la puerta de un ministerio para pedir una protección que pelear por el mercado ya que éste les tenía que comprar lo que ellos hacían porque la economía estaba cerrada. Entonces esa mentalidad cuesta muchísimo cambiarla: hay un estudio de Chile que dice que cuesta 3 generaciones cambiarla y el empresario hoy vemos que sigue más preocupado en hacer bien lo que él hace lo cual es correcto, pero le preocupa bastante poco lo que el mercado quiere y después se queja “no me compran tal cosa, pero mirá es bárbaro lo que yo hago, ¿por qué no me lo compran?”. Bueno porque no estudiaste primero qué es lo que quiere el mercado. Esto también es una tarea importante de educación.

 

Pasemos a los factores claves para una recuperación económica sustentable. ¿Por qué digo sustentable? Hay un estudio de CINVE que dice que nuestra tasa de crecimiento del PBI histórica es del 1%. Mediocre, súper mediocre y entonces digo cuando uno piensa en las perspectivas ¿nos vamos a conformar con eso, con andar al vaivén de los ciclos?, bueno “ahora vamos a crecer, hay veranillo de la región, después viene otra recesión, caemos porque entre tanto con las crisis no aprendemos nada” etc. ¿Qué factores son necesarios para que la recuperación económica sea sustentable?

 

A nuestro juicio son cuatro factores y el punto cinco es un apéndice que hago para la Pyme.

 

Primero confianza en los mecanismos de mercado, tenemos que decidirnos de una vez por todas si queremos una economía de mercado o no, es legítimo que decidamos que no pero al menos tenemos que ser conscientes. Nosotros decimos que tenemos una economía de mercado pero cada vez que se puede se interfiere en los precios, en las tasas de interés, en subsidios cruzados: meter un container en un barco es más barato que sacarlo porque hay un subsidio cruzado de la importación a la exportación. Estamos plagados de transferencias cruzadas porque en el fondo no creemos en el mercado. Bueno yo creo que es hora de sincerar: o creemos en los mecanismos de mercado o no creemos. Estamos llenos de monopolios estatales que compiten en algunos casos deslealmente como puede pasar en algunos casos donde la empresa estatal es proveedora en telecomunicaciones. Abrió el mercado de la telefonía celular, se instala una empresa y luego se instala la pública compitiendo con esa y además con un canon que tienen que pagar las demás a la estatal. Hay una serie de ejemplos: la terminal de contenedores donde el Estado es socio pero resulta que cuando le tiene que entregar el aporte de capital al que se comprometió le entrega unos galpones que valen mucho menos que lo pactado, bueno toda una serie de cosas por las cuales vemos que no respetamos la economía de mercado.

 

Segundo respeto del derecho de propiedad, derecho fundamental en la economía de mercado. Ahora hay un proyecto de ley en el parlamento para suspender ejecuciones y refinanciar las deudas. Eso es intentar violar el derecho de propiedad, entonces lógicamente si cuando se va a prestar no se está seguro de si va a cobrar,  ¿quién va a invertir en Uruguay? No tenemos escala, tenemos los servicios públicos monopólicos y todavía encima nos damos el lujo de amenazar con violar el derecho de propiedad

 

Tercero, sana apertura comercial. Debemos eliminar ese enfoque fisiócrata o mercantilista que se ha vuelto a poner de moda. La exportación es sana y la importación también, no tenemos que mirar la importación como algo malo y tenemos que mirar la exportación como la exportación de bienes y servicios. El premio anual al exportador es sólo para bienes, seria bueno incluir también los servicios porque hay estudios jurídicos que exportan más que muchos de los que ranquearon en el premio de la exportación del BROU. O sea, tenemos que abrirnos la cabeza. Fíjense que en la Cámara de Comercio estamos participando en un grupo de exportación de diseño, absolutamente intangible; o lo que está haciendo Zonamérica en biotecnología y en  exportación de servicios.

 

Cuarto, reducir la presión fiscal. Es sabida la postura de la Cámara de Comercio en cuanto a que la reforma del Estado tiene que ser drástica, tiene que ser por cantidad y no por precios como se esta haciendo. Fernando (Lorenzo) mostraba los salarios públicos creciendo muy lentamente, eso es un ajuste por precio, nosotros entendemos y hay un estudio del BID que habla de la relación de personas ocupadas en el sector público respecto a la PEA o respecto a la población de los países y nosotros estamos mas o menos en el doble que la media latinoamericana y más o menos la misma relación con los países desarrollados, o sea, duele es antipático, es impopular pero acá sobran la mitad de los funcionarios públicos y algo va a haber que hacer. No fuimos capaces de cerrar ni el ministerio de deportes.

 

Y por último las posibilidades de las Pymes, porque con todas estas pálidas, bueno, ¿cuáles son estas posibilidades? Las Pymes tienen en su pequeñez una fortaleza que es la flexibilidad y estamos muy acostumbrados a ver cómo aún en años tan difíciles como 2001 y especialmente 2002 vimos casos exitosos de Pymes que supieron salir adelante con inteligencia, con asociatividad y basados justamente en su flexibilidad y en su creatividad.

 

Bueno y ¿qué hace la Cámara Nacional de Comercio y Servicios?

 

Esto es historia, 1795 los primeros orígenes, 1867 fundación de la Bolsa de Comercio. Lo importante es que de las 90 gremiales que ven ahí, 22 están en el interior del país. Para nosotros fue clave, en 1990 se tomó la decisión de abrir el Departamento de la Pyme y de hacer alianzas con el interior del país, era una Cámara muy avocada a Montevideo.

 

La misión de la Cámara es velar por el interés general del comercio y de todo el sector privado de la economía del país, por eso es que a veces el planteo de la Cámara de Comercio no es tan sectorial, nos gusta hablar del país como un todo.

 

Como en esta charla nos pidieron especificación sectorial, queria mostrarles un poco la participación sectorial en el PBI, 44% Comercio y Servicios no financieros, 22% Industria, 10% Agro y en ese “Otros” está el gobierno, la construcción y algún otro.

 

En el empleo 46% Comercio y Servicios no financieros, 15 % Industria, 4% Agro, 35 % el “Otros”; ahí se ve un poco la productividad: cuánto aporto al empleo, cuánto aporto al PBI.

 

En la recaudación, esta es una estimación no oficial, nosotros se la enviamos a la DGI, no hemos tenido opinión en contrario pero no es oficial, pero sale de estimaciones privadas de la Cámara, sacando los impuestos que paga el consumidor ( IVA e IMESI) y sacando el impuesto al patrimonio porque no pudimos separarlo por sector: 76% de la recaudación la hace Comercio y Servicios, 18 % Industria, 6% Agro. Básicamente ahí el grueso es aportes jubilatorios patronales, como Uds. saben fueron exonerados para Agro e Industria, la mitad para Construcción pero Comercio y Servicios sigue aportando el total.

 

Bueno, ¿qué hace la Cámara? Hace servicios, los típicos que hacen las Cámaras pero además la encuesta de actividad que se hace desde el año 1990.

 

Bueno, y esta  es la parte más interesante de cómo encaramos el servicio en la Pyme, nosotros lo encaramos como una cosa integral, es decir el Pyme con todas esas características que tenía y a lo largo de toda esta experiencia que hemos desarrollado nosotros lo encontramos, una vez que entra a la Cámara y le vamos dando los servicios que va precisando con distintos niveles de valor agregado de esos servicios y se supone que cuando lo “soltamos”  está en condiciones de hacer las cosas un poco mejor que cuando entró. Entonces arranca con talleres masivos, no menos de 200, 300 personas, Mariela Marenco ha participado muchísimo en esos talleres, los ha liderado este año, el ciclo este año se llama “capacitarse para competir”. En esos talleres se ven necesidades específicas y se va a los talleres específicos. Luego hay un curso de capacitación a distancia que nosotros se los compramos al instituto que capacita  a la CEOE (Confederación española de Organizaciones Empresariales) y es un curso de gerencia para Pymes y es a distancia porque el tiempo es un factor crítico del empresario. Luego con toda esa muestra tratamos de fomentar la asociatividad y esto es fundamental, y es fundamental el tema núcleos como lo hemos desarrollado en el marco de la red Propymes. Pero como se le incorporan otros elementos, la asociatividad es más que un núcleo: es todo un acompañamiento que se hace al empresario. Básicamente, en un Núcleo, el empresario no deja de competir pero pierde aquel individualismo que tenía, aprende a comprar y hacer marketing en conjunto y aprende a sobrevivir y a crecer aún en años tan críticos como 2001/2002. Ayer fuimos a una evaluación que hizo la red Propymes del tema núcleos y el 50% tuvieron factores de éxito en años tan críticos. La mayor parte de las empresas no cerraron, esto es un indicador fantástico, aumentaron el empleo. La Cámara de Comercio tienen  41 grupos formados, mas de 400 empresas en esta modalidad asociativa, donde al núcleo básico se le incorporan los otros servicios de la Cámara. O sea da la sensación de que la horma del zapato del empresario Pyme es la asociatividad y es lograr la sinergia tanto para el mercado interno como para la exportación, por eso se complementa con el programa Nexos que es como una especie de páginas amarillas internas del país; el programa Enlaces con la red de Cámaras de Comercio del exterior. Bueno redes como Merconet (en internet), básicamente informativas y por último, el servicio de Asistencia Técnica. Éste es mucho más personalizado, es más caro, es el que más cuesta vender.

 

Bueno y a manera de conclusiones, no parecen estar dados los mecanismos para retomar el crecimiento sustentable más allá de la mediocridad de los índices que hemos exhibido. Sinceramente más allá de que vamos a crecer en 2004, posiblemente 2005 también, la crisis no nos sirvió de nada para hacer los ajustes estructurales que teníamos que hacer. Sin embargo las Pymes tienen una flexibilidad importante para encontrar nichos de mercado, no va a ser general, van a ser algunas, aquellas que encuentren productos donde la competitividad pueda ser importante.

Necesitan una política pública rectora y esto lo hemos hablado muchas veces con Marcel (Mattos), que es un poco la orientación de Dinapyme, una política rectora; ellos tienen una ejecución muy importante en el tema artesanías y todo eso pero el resto un control muy eficiente de lo que hacen las gremiales que es la receta que hace Europa: el Estado como rector mas que como ejecutor.

 

Y las gremiales cuando ejecutan no recibir una beca sino recibir ingresos a resultados y bueno nosotros confiamos en que por ahí  se puede lograr salir adelante. Ya que no se puede lograr la reforma global, intentar que a partir de la sumatoria de pequeños emprendimientos exitosos podamos lograr algo positivo para el país.

 

Muchas gracias.