Fallo adverso a EE.UU. de OMC por el acero

La Unión Europea ha amenazado con aplicar sanciones comerciales a EE.UU. de hasta U$S 2.200 millones si no las elimina. «Estamos en desacuerdo con el informe de la OMC. Vamos a estudiarlo, ver sus implicaciones y decidir después», declaró el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, durante un viaje del presidente George W. Bush, por los Estados de Arkansas y Carolina del Sur. La oficina del Representante de Comercio Exterior de EE.UU. reiteró en un comunicado que Washington considera que actuó dentro de las normas de la OMC cuando impuso los aranceles, de hasta el 30%, en marzo del año pasado. Según señaló en el comunicado Richard Mills, portavoz de esta oficina, Estados Unidos se limitó a usar medidas legales por un período de tres años para tratar de ayudar a su industria siderúrgica, que atravesaba una grave crisis. REACCION DE BRASIL. Por su parte, el gobierno brasileño saludó la decisión de la OMC, y sostuvo que «cabe ahora a Estados Unidos revocar, sin demora, las medidas de salvaguardia consideradas como incompatibles con las normas de la OMC», señaló en un comunicado la Cancillería. «Vale observar que, en caso de que esas medidas no sean revocadas por Estados Unidos, los países miembros de la OMC afectados por ellas tendrán el derecho de imponer medidas de reequilibrio y seguir otros cursos apropiados de acción, en conformidad con los acuerdos de la OMC», agregó la Cancillería. Brasil, junto a China, Corea del Sur, Japón, Noruega, Nueva Zelanda, Suiza y la Unión Europea, impugnaron las salvaguardias. EFE-ANSA