Falta de personal en algunos sectores dificulta expansión

Ejecutivos de consultoras especializadas en selección de recursos humanos remarcaron las restricciones en la oferta de mano de obra y las crecientes exigencias de formación que elevaron el piso de contratación en sectores industriales y comerciales.

El gobierno espera que este año se creen unos 30.000 puestos de trabajo. A la cabeza en cuanto a demanda estará la construcción seguida por la producción manufacturera, las áreas vinculadas a la tecnología de la información y el comercio. En cada uno de los sectores -y en diferente escala- se genera el desfasaje entre demanda y oferta de personal.

«Sólo dentro del sector de la construcción creemos que se van a crear más de 10.000 puestos de trabajo», dijo a El País la directora Nacional de Empleo, Sara Paysée.

Si bien existe mano de obra disponible, falta personal calificado en tareas como la soldadura. Esta es un área en la que el gobierno apostará a la capacitación conjunta con empresas como ya sucedió con Botnia para la construcción de su planta de pulpa de celulosa.

A la construcción de la planta de Ence se sumará la instalación de nuevas industrias en el área metalúrgica y de elaboración de productos lácteos, como la de la brasileña Bom Gosto y la estadounidense General Mills en San José.

En estos casos se requerirá personal para la instalación de las plantas y, luego, de operarios para su funcionamiento.

Estos proyectos «son un disparador» en sí mismo pero, además, generan «inversiones indirectas en contratación de personal en empresas uruguayas con capacidad instalada, ya sea por ampliación de sus estructuras o para hacer mantenimientos», dijo Paysée.

Para las consultoras en recursos humanos, dentro de la industria el mayor problema se da en cómo cubrir el déficit que existe a nivel de operarios.

«Hay empresas que nos piden operarios manuales para cubrir 50 posiciones y no se consiguen ni 30 porque hay mucha gente que emigró», explicó a El País Arlet Anzola, psicóloga de Adecco.

En el sector industrial la demanda de personal se da a todos los niveles y en cada uno hay escasez de recursos. Para 2008 los consultores consideran que crecerá la demanda de ingenieros en electrónica o electromecánica además de los ingenieros en sistemas que ya son insuficientes para cubrir la demanda doméstica.

OTROS SECTORES. Dentro del área de servicios se espera un aumento en la demanda de personal para call centers, back office y help desk en los que no habría problemas de formación. En el comercio la situación es diferente porque allí pesa la experiencia laboral.

En tareas administrativo contables o en áreas que necesitan contadores hay mucha demanda pero «no existe tanta gente con experiencia laboral», dijo Anzola.

En los cargos comerciales en áreas de supervisión, ventas y marketing la demanda «está pisando fuerte» pero también pesan las exigencias de experiencia profesional anterior, explicó José Luis O`Neill de Ascende.

La creciente profesionalización se da incluso en áreas que antes se tomaban trabajadores de poca calificación.

Ahora los empleados de supermercados, por ejemplo, «deben tener bachillerato completo y conocimientos de computación como básico», lo que no es corriente, según Anzola.

Sectores en donde se espera que existan buenas oportunidades para conseguir empleo, como la de operaciones fuera de fronteras también tienen su propio filtro ya que en ese caso está la exigencia de saber idiomas, dijo el coordinador de operaciones de la consultora Manpower, Neker de la Llana.

CÁMARAS. Desde dos de las principales cámaras empresariales como son la de Industrias y la de Comercio y Servicios se coincide en que hay restricciones por el lado de la falta de mano de obra calificada en algunas áreas y la escasez de personal en otras.

Según dijeron a El País fuentes de la gremial industrial ese sector enfrentará en 2008 escasez de mano de obra calificada por la emigración o la falta de capacitación de los recursos humanos demandados.

El vicepresidente segundo de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, Marcelo Lombardi, dijo a El País que hay escasez tanto de personal de más alta calificación (vinculados especialmente al sector tecnológico) como en el menos capacitado (ver nota aparte).

La cifra

30.000 El gobierno prevé que se genere esa cantidad de puestos de trabajo en 2008. Sólo en la construcción se crearían 10.000.